viernes, 11 de septiembre de 2015

Pico El Verde de Panticosa (2.295m.) circular por los Ibones de Sabocos y Asnos



Intentamos madrugar pero es imposible.  Este verano tan caluroso nos pasa factura y dormimos tarde y mal.  En cualquier caso, la idea era ir a Panticosa y hacia allí nos dirigimos para aparcar en las inmediaciones de las pistas de esquí.  Una vez calzados y apañados nos montamos en una cabina de esas donde suben los “ejquiadores” en invierno y los ciclistas en verano, pero nosotros que hoy estamos vagos, hasta rascamos el bolsillo para pagar los quince eureles por cabeza que nos cobran.  Es el precio de la vagancia.

El huevo nos deja en la zona de “Petrosos”.  Desde aquí, remontamos la ladera que nos queda justo en frente para evitar un par de curvas de la pista que pronto enlazaremos y seguiremos hasta desviarnos a nuestra izquierda por las instalaciones de los remontes de “Sabocos” a cuyo ibón homónimo nos dirigimos.  Al atravesar los edificios e instalaciones dejamos de caminar por pista para posar nuestros pasos en una senda que nos alcanzará hasta el Ibón y Refugio de Sabocos, zona también denominada “Rincón del Verde”, a las pruebas me remito…

Continuamos dejando el ibón a nuestra derecha para girar a la izquierda en busca del Collado del Verde que alcanzaremos dejando el Ibón a nuestra espalda mientras remontamos una suave ladera.  Desde aquí otra vez a nuestra izquierda completamente encarados al pico que alcanzaremos remontando su hombro herboso y evitando lo más rocoso y empinado por la derecha haciendo caso al sentido común y alguna traza pisada.  En la cima disfrutamos de unas magníficas vistas de todo el entorno exterior de Panticosa e incluso saludamos algún gigante como el Vignemale que aprovecha la claridad del día de hoy para saludarnos un rato.  Cuatro fotos y empezamos a bajar por donde hemos subido.


De bajada tenemos la sensación de haber hecho poco y una vez en el collado vemos una senda que se dirige a las paredes del Pico Sabocos y aunque no vemos itinerario en el mapa, se nos ocurre que tiene que haber paso para llegar al Ibón del Asnos de manera que cerraríamos una circular maja.  


Nos sentamos un rato a comer y continuamos por la senda que pronto se desdibuja al transitar por pequeñas praderas.  Se trata de ir buscando las terrazas que, entre las paredes a la izquierda y el Ibón a la derecha nos sitúen otra vez en la senda que ahora adopta la entidad de faja que serpentea por las barranqueras que se desploman en busca de la cubeta del ibón confiriendo un tanto de ambiente sin resultar peligroso.  



Llegamos a una pedrera que cruzaremos para afrontar un pequeño paso de trepada fácil que nos dejará en el último trozo de faja ascendente antes de enganchar la pista del Ibón de Asnos al que llegaremos tras fotografiar alguna marmota despistada.  Desde aquí, por la pista, cerraremos el círculo al pasar por el desvío de esta mañana.  Ya solo nos queda llegar a Petrosos y subirnos otra vez a la cabina que nos dejará casi en la puerta del coche.



Muy recomendable, tranquila y sencilla excursión.  Un plan B perfecto para días tontos.


AQUI el track

Fecha real: 02/08/2015

Desnivel: 616m.

Distancia: 9km.

Tiempo invertido: casi 5h.







2 comentarios:

Eduardo dijo...

La leche, por quince pavos os subo yo acorderetas. Bonito recorrido, yo lo tengo pendiente, pero en btt, desde hace bastante tiempo.

Un saludo

Pirene dijo...

Jajaja! pa la próxima te llamamos jeje

En btt la hizo Bonito del Norte y terminó encantado, así que ni lo dudes.

Salud!