lunes, 14 de enero de 2019

Picos Bacún Sur (2.114m), Bacún Norte (2.193m) y Pico de la Leta (2.119m)


Tras el mal sabor de boca del otro día cuando una batida de caza me hizo renunciar al Pico Oturia, hoy vengo cargada de ganas de marcarme alguna triunfada y para eso utilizo la bibliografía que tengo en casa y me decido por una circular que puede salir bien maja metiéndome tres cumbres secundarias y facilitas al bolsillo. Me acompañan Cuñado y Bonito.
Saliendo de Huesca, ponemos rumbo a Jaca y seguimos carretera arriba hasta Castiello de Jaca donde giramos a la derecha siguiendo la señal de “La Garcipollera”, valle cuya cabecera vamos a recorrer hoy. Seguimos avanzando por pista asfaltada hasta que, al dejar la localidad de Villanovilla a nuestra derecha, la calzada se convierte en pista por la que continuamos hasta las inmediaciones de la Ermitade Iguácel donde aparcamos.

Ermita de Iguácel, punto de partida y llegada para hoy
Arrancamos a caminar cruzando el río e inmediatamente a nuestra izquierda parte la GR15 a la que nos incorporamos para iniciar el ascenso por ésta disfrutando de la sombra del bosque pues, aunque estemos ya en invierno, este año un anticiclón muy insistente nos tiene inmersos en una inversión térmica que hace que el sol caliente de más por estos lares. Tras un kilómetro recorrido, nos encontramos una pista a la que nos incorporamos a la derecha por poco tiempo pues a penas cien metros después nos introducimos de nuevo en el bosque por nuestra derecha prestando atención a un gran hito que marca el desvío.
poco más adelante encontramos el hito a nuestra derecha
Sólo tenemos que seguir los hitos a través del bosque de pino y boj prestando muchísima atención pues la senda se pierde a ratos por las labranzas de los jabalíes. Para orientarnos, hay que mantenerse en el cordal. La cosa no tiene pérdida y pronto salimos del bosque para transportarnos por la empinada ladera sorteando enebros hasta que llegamos al vértice geodésico del Bacún Sur desde donde continuamos por el lomo de la montaña en muy suave ascenso, casi llaneando, hasta el Bacún Norte y de aquí continuando por la cresta ahora un poquito más afilada (pero poco) hasta el pico de la Leta desde el que buscamos un trasaire y paramos a comer que ya llevamos más de media excursión completada.


Atrás queda el Bacún Sur

Nos dirigimos al Bacún Norte

Camino al Pico de la Leta

Vistas
El descenso es cosa fina. Seguimos por el cordal rectos y en clara dirección Sur totalmente fuera de senda hasta ver un corral a nuestros pies y a la izquierda, aquí tenemos que elegir el lomo de la derecha para seguir descendiendo en busca de la pista que ya es visible por nuestra izquierda. No la utilizamos sino que nos internamos en el bosque siguiendo una traza de senda (por llamarlo de alguna manera) poco clara y muy vestida, pero bien orientada que nos ahorra un buen trozo de pista a la que llegamos y seguimos poco tramo pues nos desviamos de nuevo a la derecha siguiendo un hito que nos indica otro buen recorte. Siguiendo un par de alcorces más, finalmente, continuamos ya definitivamente los últimos metros por la pista hasta llegar de regreso a la Ermita de Iguácel para cerrar el círculo y culminar la excursión de hoy encantados de lo visto y el día tan excelente que hemos disfrutado.


bajamos por el lomo

un Quebrantahuesos nos ha acompañado todo el día

Excursión fácil y completa.  Hay que prestar atención en los tramos por bosque tanto para subir como para bajar.


AQUI el track

Fecha real: 07/01/2019

Desnivel: 1.040m

Distancia: 11km

Tiempo invertido: 5h

miércoles, 9 de enero de 2019

Larrede-Susin-Olivan-Larrede. Pequeño recorrido por las iglesias del Serrablo


Hoy teníamos la intención de subir al Pico Oturia y culminar una circular por su cara Oeste para lo cual nos hemos trasladado a la localidad de Satué para comenzar la caminata hasta que nos hemos encontrado la señal de Peligro por batida de caza.  En principio la obviamos pero cuando llevamos un buen rato subiendo, nos vemos envueltos por los ladridos de los perros y los gritos de los cazadores… estamos en medio de la batida, así que definitivamente nos damos la vuelta con las orejas gachas y toda la mala leche que se le pone a una cuando le cortan el rollo de semejante manera.

Iglesia de San Andrés de Satué

Tras cuatro respiraciones profundas para calmar la mala leche y un poco de chocolate, Juan,  que me acompaña hoy, me enseña sobre el mapa una pequeña ruta circular muy cerca de aquí para visitar algunas de las Iglesias del Serrablo tan características por su tremenda antigüedad (más de mil años), su ábside semicircular, la torre-campanario, su estilo Mozárabe y el peculiar friso de baquetones común a todas las Iglesias de la zona del Serrablo.  Ni lo dudo, vamos a por el Plan B.

Nos trasladamos hasta la localidad de Larrede a unos pocos kilómetros en coche y aparcamos en las inmediaciones de la Iglesia en la que ya contemplamos las características serrablesas.  Desde aquí, atravesamos la zona alta del pueblo en busca de la pista que, en dirección Norte, nos lleva hasta la Torraza de Larrede o Torre del Moro, una torre defensiva que preside la entrada al Valle de Tena y también vigila toda la extensión de la llanura de Sabiñánigo hasta Jaca.




Desde aquí, dejamos la torre a nuestra izquierda y nos acoplamos a la GR16.1 en dirección Norte.  No hay pérdida, sólo tenemos que seguir la senda por un bello bosque dirección Norte hasta que encontremos a nuestra derecha el despoblado de Susin donde dedicamos un buen rato a  visitar sus calles, contemplar la Iglesia de Santa Eulalia de Mérida que está declarada “bien de interés cultural” y visitar la Ermita de la Virgen de las Eras más al Norte de la población.

Quejigo centenario por el camino


Perfecto ejemplo serrablés: torre, ábside semicircular y friso de baquetones

Ermita de la Virgen de las Eras

Regresamos al camino para iniciar un descenso muy abrupto que nos llevará hasta la pista que seguimos por nuestra izquierda.  Cruzamos el Barranco de Oliván y cambiamos radicalmente de dirección a nuestra izquierda (S), nos mantenemos en la pista y pronto dejamos la localidad de Oliván a nuestra derecha.  Llegamos a una bifurcación de la pista y continuamos por la derecha, siguiendo las indicaciones de la GR16 que nos depositan en la carretera donde viramos de nuevo a la izquierda y ya por asfalto alcanzamos la Iglesia de San Juan de Busa que rodeamos contemplando de nuevo las características serrablesas.  En este caso, se trata de una iglesia incompleta que más bien es Ermita, pero que presenta el ábside semicircular igual que el resto de iglesias de la redolada.  Tras una buena parada para comer que ya era hora, volvemos a la carretera para, en un santiamén, regresar a Larrede y cerrar el círculo.

Ahí queda Oliván a nuestra espalda

Iglesia de San Juan de Busa

Llegamos de regreso a Larrede

Encantadora jornada Deportivo-Cultural que nos ha salvado el día.  Excursión fácil y más que recomendable en la que recorremos un precioso camino, visitamos un despoblado encantador y aprendemos sobre el Serrablo y su cultura.  Apto para todos los públicos.




AQUÍ el track (incluye el paseo por Susín)

Fecha real: 05/01/2019

Desnivel: 300m

Distancia: 10km

Tiempo invertido: 3h30min

domingo, 6 de enero de 2019

Pico Pusilibro (1.597m). Circular por las crestas



El Pico o Cerro Pusilibro, es la cumbre de la Sierra de Loarre y supone un perfecto mirador de la Hoya de Huesca al Sur y el Pirineo al Norte. Hoy salimos una buena pandilla con la idea de darnos un garbeo y preparar los cuerpos para la Nochevieja de mañana. Componemos la expedición: Juan, Bonito del Norte, el Italiano, el Turolense y Servidora.



el Castillo de Loarre y la Hoya de Huesca con su niebla habitual de estas fechas

Aparcamos en la explanada del Castillo de Loarre y arrancamos a caminar dirección este dejando el Castillo a nuestra derecha. Seguimos la PR-HU105 por un corto tramo de pista que pronto se convierte en senda y nos introduce en el bosque de pinos. Pronto damos con una pista que cruzamos para continuar por senda y por el pinar, durante los próximos metros hay que estar atentos pues hay un hito a nuestra izquierda que nos depositaría de nuevo en la pista y nos podría despistar, aquí hay que seguir por la senda atendiendo continuamente a las marcas blanco-amarillas.


Continuamos por la senda en claro ascenso hasta que pierde algo de pendiente y continúa unos metros hasta situarnos en otra pista. Bonito y yo nos hemos adelantado bastante, así que esperamos al resto del grupo. Al reagruparnos, decidimos cambiar drásticamente de dirección y bajar la pista a nuestra izquierda (O) con idea de acometer el ascenso a la cima por la Cresta Oeste para lo cual, situados en las inmediaciones del llano de Lugas, nos dirigimos al repetidor que hay sobre nuestras cabezas a través de una marcada senda.



desde el repetidor divisamos la Hoya y su niebla

Dejando el repetidor a nuestra espalda, dirección Este, caminamos por el cordal a través de una senda muy poco marcada y sufriendo los habituales pinchazos de estos terrenos. Cuando el terreno se estrecha, tenemos la opción de caminar cómodos por la izquierda o auparnos a la cresta rocosa, cosa que hacemos pues no reviste mayor dificultad que mantener el equilibrio. Al terminar la roca, una corta pendiente nos lleva hasta la señal de la PR-HU105 que hemos abandonado hace un buen rato. De aquí, continuamos en una pendiente muy suave, dirección Norte, hasta la cima del Pusilibro que hoy porta el correspondiente Belén haciendo honor a las fechas.


de ahí venimos

allá vamos, terminaremos aupados a la cresta

vistas desde la cima, poca nieve en el Pirineo



Tras dar buena cuenta de la tortilla de patata que nos ha hecho bonito, y ponernos bien de vino y bien de chocolate, comenzamos el descenso desandando nuestros pasos hasta el desvío de la PR-HU105 y viramos a nuestra izquierda para poner rumbo Este y descender por la cresta siguiendo la senda muy clara hasta la pista donde cerramos el círculo y continuamos por nuestros propios pasos de regreso al Castillo de Loarre y al coche.




bajamos por la cresta Este

llegando de regreso

El ascenso al Pusilibro resulta fácil y agradable, ideal como primera excursión por su emplazamiento que le concede una vistas magníficas. Apto para todos los públicos siempre con el correspondiente cuidado al estar en la montaña.




Fecha real: 30/12/2018

AQUI el track

Desnivel: 570m

Distancia: 9km

Tiempo invertido: 4h25m

miércoles, 2 de enero de 2019

Ruta de los Achares de Salinas de Jaca


Hace tiempo que Juan me habla de una ruta circular que, partiendo de Salinas de Jaca, nos llevaría a ratos por senda, a ratos por pista y a ratos campo a través, a recorrer las estribaciones de la Sierra de Santo Domingo más cercanas a aquella localidad.  Por fin he sacado un finde para dedicar a semejante “gesta” para lo cual nos reunimos Juan, Raúl, Bonito del Norte y la que suscribe en el mismo pueblo.

La Foz de Salinas todavía a la sombra

Comenzamos la caminata atravesando el pueblo, al final de éste nos incorporamos a la PR-HU97 que nos transporta a través de un paisaje de monte bajo a atravesar la Foz de Salinas y de aquí a cruzar un puente sobre el Barranco Salau dejando a nuestra izquierda una pequeña pero bella cascada.  Así, llegamos a lo que queda de Salinas Viejo.  Aquí, Juan nos desvía a nuestra derecha por detrás de la torre, buscando las pocas trazas que sobreviven de un antiguo camino para volver a nuestra izquierda e incorporarnos a una pista que seguimos en dirección SO en busca del Collado entre las Puntas de San Cristóbal.

Atravesando una zona de margas de camino a la Foz

Cruzando el puente

Lo poco que queda de Salinas Viejo sobre nuestras cabezas

Queremos pasar entre esas dos lomas del fondo

Tras una paradita bajo una carrasca bien bonita, arrancamos pista arriba pero la abandonamos enseguida tras una curva cerrada de derechas.  No hay ninguna señalización, sólo nos guía la intuición y el conocimiento que tiene Juan de estas tierras.  Ascendemos suavemente hasta llegar a un collado donde nos incorporamos a una traza de senda que abandona la pista visible a nuestra derecha.  Llegamos ahora a otro collado donde giramos drásticamente a la izquierda.  Aquí vamos bien atentos a la senda y alguna marca de pintura que nos transportan por un vallecito hasta situarnos en una faja que transitamos contemplando el valle y la pista abajo a nuestra derecha.  Manteniendo la dirección Norte, pasamos por la famosa Osqueta o “la doble uve” y continuamos faja arriba ahora ya campo a través tirando hacia nuestra izquierda para atravesar un colladito tras el que nos incorporamos a una pista que muere al inicio de la empinadísima senda que nos deposita en una caseta de vigilancia de forestales.  Paramos a comer, que llevamos un rato andando.

Almorzando bajo la carrasca

Abajo queda Salinas Viejo

El collado y el vallecito de donde venimos

Recorremos toda la faja

Arriba en el centro, la caseta de forestales

Bajamos hasta la pista y la seguimos unos cuatrocientos metros para desviarnos a nuestra izquierda.  Volvemos a caminar prácticamente campo a través, siguiendo a Juan que nos lleva seguro por el buen “no camino” recorriendo la cresta hasta el Achar de Chusandar donde contemplamos Salinas de Jaca que nos espera allá abajo.  Ahora nos desviamos un poco a la izquierda siguiendo trazas pisadas posiblemente de los cazadores que abundan en esta zona, caminamos cerca de la cresta y dejamos un alto a nuestra izquierda (Punta Solaniella).  Aquí iniciamos el descenso todavía campo a través hasta encontrarnos con una senda a la que nos incorporamos hacia la izquierda hasta que pasado a penas un kilómetro nos volvemos a desviar otra vez a nuestra izquierda para cambiar a otra senda mucho más estrecha y abrupta.  Siguiéndola llegamos hasta una pista a la que nos incorporamos por nuestra derecha hasta llegar a la carretera A132 que, a la izquierda, nos devuelva a Salinas de Jaca.

Salinas de Jaca nos espera

Mallos de Riglos desde Chusandar

Excursión interesante pero muy complicada de seguir.  Sólo para gente que se orienta muy bien o conoce la zona, si seguís el track no os perderéis.  Amplitud de paisaje y terreno de monte bajo y formaciones rocosas.




AQUÍ el track

Fecha real: 09/12/2018

Desnivel ascendido: 900m

Distancia recorrida: 14km 

Tiempo invertido: 6h30m

viernes, 14 de diciembre de 2018

Pico Peiró (1.579m)


Cuando hay pocas ganas, o poco tiempo, o hace mal tiempo en el Pirineo, el Pico Peiró es un valor seguro para los moradores de Huesca.  Por su cercanía, facilidad y duración resulta una excursión que satisface todas las necesidades de ejercitarse y contemplar paisaje pues su ubicación avanzada al Oeste de la Sierra de Gratal abre las vistas hacia el Prepirineo y Pirineo Occidental.



He pasado mala semana con un resfriado tonto que me ha dejado hecha polvo, así que no me comprometo con nadie pero llegado el domingo, como buena “envenenada”, me levanto con mono de monte.  Así, sin madrugar ni nada me arranco carretera arriba hasta Arguis y justo al terminar el pueblo en una curva muy cerrada a la derecha, sale a la izquierda una pista asfaltada (dirección Rasal) por la que transito unos pocos kilómetros hasta el desvío de la pista forestal que, a mi izquierda, porta carteles indicativos del Pico Peiró.  La mayoría de los coches han aparcado en una zona amplia con señales, pero yo sigo por la pista hasta el mismísimo inicio de la senda que está señalizada a la derecha.

No hay pérdida.  Se inicia el ascenso por un bosque de pinos en muy fuerte pendiente hasta que salgo a un flanqueo desde el que ya se aprecia el pico a la derecha.  Entro en el famoso Hayedo del Peiró donde la pendiente afloja considerablemente y continúa el flanqueo hasta ubicarme en el cauce de un barranco que hoy porta un hilo de agua (cosa rara, pues suele estar seco) lo cruzo por mi derecha y la pendiente se endurece.  Sigo la senda y los hitos, ahora ya por terreno de monte bajo, con otro pequeño hilo de agua a mi izquierda hasta llegar al pequeño collado donde se abren las vistas al Valle del río Garona.

Giro ahora a la derecha para afrontar los últimos metros hacia la cima salvando la ladera inclinadisima que me deposita en el filo del cordal, a mi izquierda está el hito hasta el que arribo contenta y satisfecha.  Un par de fotos y para abajo por el mismo camino.  Hoy como en casa.

mirada hacia Arguis desde el Hayedo

Valle del Garona desde el Collado

flanqueando con el pico ya a la vista, queda siempre a mi izquierda

me voy acercando y la pendiente se agudiza, dejo atrás el hayedo

vistado al Pirineo occidental

hito cimero y la silueta de Peña Gratal a su izquierda

Encantador y muy agradable paseo, apto para todos los públicos.  Sólo requiere un poco de atención en la llegada a la cima un poco aérea.



AQUI el track

Fecha real: 02/12/2018

Desnivel: 450m

Distancia: 4km

Tiempo invertido: 2h