jueves, 12 de enero de 2017

De paseo con raquetas por el Valle de Anéou


Durante el puente de la Inmaculada y ya empezando a escasear la nieve buena, nos trasladamos: Bonito del Norte, Cheles, Jessus, Marian en su primera salida con raquetas y Servidora de Ustedes, hasta la frontera del Portalet donde aparcamos y comenzamos a caminar carretera abajo en busca del inicio de la archi-pisada pista que saliendo a nuestra izquierda nos llevará hasta el centro pastoril que dejamos atrás mientras la pista desaparece y se convierte en la autopista-senda de todos los años.


Seguimos la huella dirección al Pla de la Gradillere pero sin adentrarnos en él, justo a los pies del Penne de la Glere, giramos a nuestra derecha en busca del Circo de Anéou para lo cual, sin itinerario marcado y/o pisado, perdemos altura y llaneamos hasta enfrentarnos a una ladera defensora del circo que dejando un barranco a nuestra derecha nos hace ganar la altura suficiente para girar a nuestra izquierda y encararnos al Col d’Anéou.


Nuestra primera intención era subir al Pic de la Gradillere pero hemos empezado a andar muy tarde y no hemos almorzado así que nos planteamos hacer una parada para comer tranquilamente y decidir si continuamos o no para lo cual, una vez en el collado, nos acercamos a los pies de la pequeña cota que antecede al pico y nos aposentamos en una “calva” al sol donde permanecemos un buen rato disfrutando el excelente tiempo y las magníficas vistas características de este lugar.


Después de pasar un rato bien majo comiendo y bebiendo vino y té caliente, decidimos por fin dejar el Pic de la Gradillere para otro día con más tiempo y mejor nieve a cambio de buscar otro itinerario de bajada para hacer más entretenido el regreso así que desandamos nuestros pasos hasta el llano del Circo de Anéou y giramos a la izquierda en busca de un barranco que cruzamos a duras penas sin quitarnos las raquetas para situarnos inmediatamente a nuestra derecha (barranco a la izquierda) y continuar el descenso en busca de la Cabaña de Gabés situada enfrente del Centro Pastoril.  Ya solo queda cruzar un par de puentes y cerrar el círculo en la carretera que a la derecha y esta vez en ascenso, nos regresa al coche.

Ahí se queda el Pic de la Gradillere para otro día




AQUÍ el track

Fecha real: 06/12/2016

Desnivel: 500m

Distancia: 10km

Tiempo invertido: 5h

jueves, 5 de enero de 2017

Pico Toronzué (2.263m) con raquetas por un rato

Hace días que mis raquetas aplauden desde el armario pues ha caído una generosa nevada y ellas,  las muy cucas, se han enterado.  Así que quedo con Chus y Sergio para sacarlas a pasear, pobrecicas, que no tienen la culpa de nada.  El lugar elegido es el Toronzué, que le tengo ganas desde el año pasado cuando me lo miraba con deseo desde el Pelopín así que allá vamos para lo cual empezaremos por acercarnos al Túnel de Cotefablo en cuya boca Este se encuentra una explanada con un depósito de sal donde aparcamos.


Desde aquí buscamos la PR-HU117 que recorre los pueblos de sobrepuerto y nos llevaría a Otal, la seguimos trazando zetas y en poco rato nos aúpamos ya al collado sobre el túnel desde el que contemplamos, lamentados, la poca nieve que conserva el itinerario hacia nuestro objetivo.  Aquí abandonamos la PR y haciendo caso a un cartel que a nuestra izquierda nos manda al Pelopín y a nuestra derecha el Toronzué, continuamos por la pista en dirección este y llegamos al Collado Gabardos donde se nos presentan dos opciones: seguir recto dirección norte por una empinada ladera según indica un visible hito o continuar por la pista, cosa que hacemos hasta que nos encontramos un desvío a nuestra izquierda que remonta el hombro dirección oeste siguiendo algún hito disperso hasta llegar a una caseta de piedra casi derruida a cuyo resguardo almorzamos.


Observamos tras la caseta, una valla de alambre de espino que recorre todo el hombro que se desprende desde el pico hacia nosotros así que la cosa no tiene más dificultad que seguir la valla en dirección Norte.  Para nuestra desgracia, el viento y el sol nos han dejado la nieve justo al otro lado de la valla así que continuamos porteando las raquetas hasta que encontramos una zona donde podemos saltar la valla y por fin calzárnoslas para continuar ahora sí, pisando nieve continua, hasta la cima donde a pesar del frío, invertimos un rato disfrutando las vistas y haciendo fotos.


recorremos el trazado de la valla casi hasta la cima

cruzamos la valla y por fin nos calzamos las raquetas


Pico de Otal y las Sorores
mami Guara vigilando desde el Sur

Para bajar, desandamos nuestros pasos parando a comer en un trasaire y buscando la senda que desde la caseta de esta mañana, nos lleva directos al Collado Gabardos para continuar por la pista y retomar la PR hasta el coche donde culminamos esta sencilla pero exigente excursión pues 900m de desnivel con nieve no son moco de pavo y hay que tener el cuerpo mínimamente preparado.



AQUÍ el track

Fecha real: 03/12/2016

Desnivel: 940m

Distancia: 12km

Tiempo invertido: 6h


martes, 3 de enero de 2017

Bosque encantado de Urbasa y Cruz de Bargagain


Continuamos disfrutando del finde rural en Navarra y como ayer ya triunfamos, para hoy David propone un paseo corto y suave por el Bosque Encantado de Urbasa… conociendo su buen gusto, nadie dudamos en apuntarnos pero hace mucho frío y viento así que el grupo se divide y solo nos quedamos para el paseo David, Pol, JM, Bonito y Servidora de ustedes.


Aparcamos en el Centro de Información del Parque Natural de Urbasa ubicado en un alto de la carretera NA718, entre los kilómetros 31 y 32.  Detrás de la casa comenzamos a andar por una senda clara y balizada que se adentra directamente en este precioso bosque.  No me extenderé pues lo cierto es que no estuve atenta tanto al trazado del itinerario como a la belleza del lugar del que no pude parar de sacar fotografías, así que os dejo unas cuantas imágenes y como siempre más abajo los datos prácticos…

Una curiosa alfombra de musgo nos suaviza los primeros pasos


A ratos tuve la sensación de estar en una selva venezolana rodeada de Tepuys



Un rebaño salió a saludarnos como diciendo "Qué haran estos locos aquí con este frío"

Cruz de Bargagain






AQUÍ el track

Fecha real: 20/11/2016

Desnivel: 500m

Distancia: 10km

Tiempo invertido: 3h

viernes, 16 de diciembre de 2016

Regreso al Aitzkorri (1.523m)


Cuando hicimos Bonito del Norte, sus amigos y yo esta misma ruta el año pasado se me ocurrieron dos cosas: 1- que quería volver subiendo por donde bajamos y comer a mitad de camino en la Fonda de Urbía y 2- que lo propondría a los compañeros blogueros sabiendo que especialmente a JM le encantaría.  Así que ¡día grande! Nos hemos juntado Bonito del Norte y Servidora, JM y su inseparable Pol (la extraña pareja), David y Elena, Roberto y Yolanda más la preciosa familia formada por JC, Silvia y su retoño Isuel en la inmejorable Casa de Turismo Rural “Erburu” en la localidad de Urdiain (Navarra).


Desde Urdiain vamos hacia Alsasua y desde aquí nos dirijimos al alto de Otzaurte a cuya izquierda sale una pista asfaltada por la que seguiremos hasta dar con un parking desde el que empezamos a caminar cogiendo la senda que desciende al barranco que cruzamos para emprender la primera cuesta del día que nos lleva a la casa Mikeleten que la verdad no tengo claro si es un refugio o no, la cuestión es que está cerrada.


Giramos a nuestra izquierda para encararnos a la boca de la cueva-túnel que alberga la Ermita de San Miguel y tras atravesar este curioso paraje, giramos a la derecha en el primer desvío que encontramos.  Igual que el año pasado, cuando descendimos por aquí, el camino está tapado por las hojas caídas pero se distingue bien así que sólo hay que coger aire y acometer los 500m de desnivel que nos separan del Aitzkorri sin descanso, resolviendo esta dura pendiente que resulta más entretenida por la buena compañía y la conversación que corta el resuello pero entretiene, que buena falta hace.


Las hojas tapan el camino

Bonita fajeta tras salir del bosque
Como no podía ser de otra manera, tanto el Aitzkorri como la Ermita del Santo Cristo y el Refugio junto a la cima nos reciben tapados por la niebla.  A estas alturas ya hemos sufrido un par de abandonos por el frío y la dureza de semejante primer repecho, los que quedamos nos hacemos la foto de rigor y corremos a resguardarnos del viento norteño en el refugio para avituallarnos y descansar un poco antes de emprender el largo descenso que nos espera.


Haciendo honor a Murphy, justo al abandonar el refugio se abre la niebla

Emprendemos la bajada orientándonos al Oeste y siguiendo la ruta normal que viene de las campas de Urbía por donde subimos el año pasado.  Pol y JM se desvían para coronar el Aketegi y nos alcanzan ya casi en las bordas de Arbelako para atravesarlas e incorporarnos a la pista que seguimos hasta las inmediaciones de la Ermita y Fonda de Urbía donde pretendíamos haber hecho una comida de grupo pero es justo en estas fechas cuando esta gente se toma su merecido descanso anual, así que continuamos dejando el lugar a nuestra espalda por el trazado de la pista que alberga la GR121.4 y paramos a comer en el porche de una casa que encontramos de paso a nuestra izquierda.

Pol y JM en el Aketegi

La casa en cuyo porche comemos

Continuamos sobre los mismos pasos que Bonito y yo ya dimos el año pasado por aquí.  Siguiendo nuestro track y las indicaciones de GR12 o GR121 nos iremos orientando a nuestra izquierda atravesando el bosque recién desvestido por el otoño hasta encontrarnos con la Calzada Romana que nos lleva de vuelta a la Cueva y Ermita de San Miguel y de allí, sin lugar a pérdida, de nuevo a los coches.

Último vistazo a la Sierra de Aitzkorri antes de adentrarnos de nuevo en el bosque

La Calzada Romana


Insisto en mi recomendación de esta ruta en esta variante algo larga pero resultona por la variedad de “cositas” que vamos a ver: bosques, cuevas, ermitas, túmulos, menhires, dólmenes y la calzada romana que sirve de colofón final.  Ha resultado un auténtico placer regresar a este lugar con una compañía tan agradecida, sabía yo que les gustaría.



AQUI el track del año pasado

Fecha real: 19/11/2016

Desnivel de hoy: unos 700m sólo hasta la cima del Aitzkorri

Distancia hoy: 14km.

Tiempo invertido esta vez: 6,5h.

domingo, 4 de diciembre de 2016

Mallo Brocoló (1.625m)



Siempre es un gustazo quedar con Silvia y Juan Carlos, más desde que les acompaña su encantador retoño Isuel y más aún cuando además vienen sus amigos del Club Montisonense, entonces sí la fiesta es grande y por supuesto no puedo evitar apuntarme, aunque el nombre del lugar recuerde más a una col que a una montaña.



El lugar de salida es un micro-pueblo llamado Riguala de Serraduy tras cuyas casas, no sin dar un par de vueltas tontas hasta orientarnos, localizamos la senda que hemos de seguir por nuestra derecha a través de un despejado bosque tras el que iniciaremos una penosa ascensión paralelos al Barranco del Río que queda a nuestra derecha prácticamente seco. Hay que estar atento a los hitos pues la senda se pierde por culpa de su poco tránsito y los derrumbes. Sin más novedad nos plantamos en un pequeño collado sin nombre donde almorzamos.

desde el collado apeciamos lo que nos queda por subir

Dejamos el collado a nuestra espalda para caminar a media ladera sobre la cota 1.500m. La senda casi no se aprecia y caminamos entre los erizones buscando trazas de senda que seguiremos para auparnos al Tozal de los Moros (1.611m) que abandonamos para continuar hacia la cima de Brocoló que nos espera a pocos metros transitando por la amplísima y verde cresta. Paramos poco rato, sólo para unas cuantas fotos y empezamos el descenso por la cresta que se hace más sencillo, de nuevo al collado donde comemos.

desde el Tozal de Moros nos dirigimos al Brocoló por el verde filo

primeras nieves en el Pirineo


El regreso se hace más sencillo siguiendo la GR18 hasta el Col del Vent donde la senda se convierte en pista. Abandonamos el trazado de GR por el primer desvío a nuestra derecha y ya, sin pérdida posible, atravesamos un precioso bosque hasta llegar de nuevo al punto de partida.

el Mallo Brocoló queda a nuestra derecha mientras regresamos al punto de partida

el bosque aún verde

Agradable excursión recomendable para esos días en que el Pirineo está antipático. Apta para todos los públicos siempre que llevemos reseña y sepamos orientarnos en la montaña.

Aquí el track

Fecha real: 13/11/2016

Desnivel: 750m

Distancia: 11km

Tiempo invertido: 6h.

sábado, 12 de noviembre de 2016

Otoño en Ordesa: Senda de los Cazadores y Faja Pelay


Todas las señales lo indican, este fin de semana es perfecto para salir al monte y especialmente a Ordesa pues la meteo es inmejorable y los bosques están en su apogeo otoñal.  Me cuesta muy poco convencer a Cheles y a Jessus para acometer una clásica de estas fechas: La Senda de los Cazadores y la Faja de Pelay.  No me extenderé mucho pues sobran las reseñas en internet y los tracks en wikiloc…


Salimos muy temprano de Huesca para evitar las hordas de turistas que de todas formas nos encontraremos y hacemos bien, pues poco después de aparcar cerraron el acceso a la “Pradera de Ordesa”, nuestro punto de partida desde el que comenzamos a caminar en dirección al fondo del valle para desviarnos inmediatamente a la derecha siguiendo los carteles informativos hacia la Senda de los Cazadores en la que nos adentraremos tras cruzar el Puente de los Cazadores desde el que apreciamos un precioso ambiente otoñal.  A partir de aquí no hay pérdida posible, se trata de seguir el marcadísimo y empinadísimo trazado de la senda que zigzaguea para superar los seiscientos y pico metros de desnivel que nos separan del Mirador de Calcilarruego al que llegaremos tras ir adelantando a los grupos de personas que se arriman en las curvas para descansar. 

Ambiente otoñal desde el Puente de los Cazadores

Peligroso adelantar con estas estrecheces

"Colorines" en las laderas del fondo del valla desde el Mirador de Calcilarruego

Descansamos un ratito en el mirador y nos avituallamos para continuar camino adentrándonos en la Faja de Pelay que sale justo detrás de la caseta del mirador.  Aunque hace buen día, caminamos casi todo el rato por la sombra así que las fotos no reflejan en absoluto el brillo de los colores que nos encontramos a nuestro paso por este precioso itinerario.  Poco a poco nos vamos separando del “pelotón” inicial y vamos más anchos.  No hacen falta indicaciones, sólo seguir la senda y tener cuidado en los tramos más aéreos mientras se van abriendo las vistas a las zonas más altas y más soleadas.  Así se nos pasará el tiempo y “comeremos” kilómetros como si nada pareciéndonos un suspiro el recorrido hasta la cascada de la Cola de Caballo que nos recibe a rebosar de gente.  Buscamos un rincón y hacemos una larga parada de comida y siesta al sol.

"Colorines" en el recorrido de la Faja de Pelay

Hacia el Sur del valle: Pico de Otal y Sierra de Tendeñera

Hacia el Norte del Valle: las Tres Sorores tan espectaculares como siempre

El Cilindro con la Cola de Caballo a sus pies
 
Una vez desperezados, emprendemos el regreso para lo cual sólo tenemos que incorporarnos a la GR11 que viene de la pradera.  Esto parece Salou a mitad de Agosto, tenemos que hacer slalom para sortear los grupos de gente que viene y va o que se sienta casi en medio de la senda.  Como siempre, al llegar a las Gradas de Soaso el “pelotón” se disgrega y podemos caminar más tranquilos disfrutando del colorido paisaje como llevamos haciendo todo el día.  Y así hasta llegar de nuevo a la pradera donde hace un frío que nos anima a marchar sin pasar por el bar, cosa que sí haremos en Fanlo para tomarnos unos tés del triunfo, que hace frío para cañas.


De bajada, vistazo atrás antes de entrar en el bosque

Gradas de Soaso en esplendor

Ambiente en el Bosque de las Hayas
 
Tradicional y preciosa excursión.  El mejor momento para hacerla es un día como el de hoy, con el Otoño en álgido.  Atención: la Senda de los Cazadores SÍ ES PELIGROSA aunque no lo parezca así que recomiendo informarse bien y atender las advertencias del Parque Nacional.

Mapa fuente IGN, tomado desde Wikiloc

AQUI el track

Fecha real: 30/10/2016

Desnivel: 840m

Distancia: 20km

Tiempo invertido: 7h30m