miércoles, 5 de agosto de 2015

Vértice de Anayet (2.555m)


Fin de semana tonto de esos en que Bonito está trabajando y el resto del mundo ocupado en otros menesteres o barranqueando.  Tras sopesar si remojarme o no, me decido por subir algún pico que es lo que realmente me apetece.  Como voy sola, busco algo fácil y concurrido… El Vértice de Anayet es muy buena opción pues habrá gente seguro y no tiene ni la mitad de dificultad que su hermano mayor.  Venga, me voy.


Aparco en el Corral de las Mulas situado entre los puntos kilométricos 23 y 24 de la A136 dirección Francia, a la izquierda, bien señalado por las pistas de esquí de Formigal.  Empiezo a andar por la carretera de acceso al Párking Anayet.  Al terminar el asfalto, continúo por la senda que se adentra en el Barranco de Culivillas.  Tengo suerte y no hace excesivo calor pues aquí cuando aprieta se llega a pasar realmente mal.  Casi sin enterarme, empiezo a divisar el magnífico Anayet que hoy obviaré por el par de pasos fáciles pero comprometidos donde prefiero meterme solamente acompañada.  A su izquierda me saluda mi objetivo, más sencillo y modesto.


Una vez en la plana de Anayet, dejo el ibón grande a mi derecha y sigo la senda hacia el cuello de Anayet al que me aúpo por una empinadísima ladera mixta terrosa y rocosa para enseguida girar a mi izquierda y poner rumbo decidido a la cumbre por la sencilla arista que, no se bien por qué, abandono por la derecha adentrándome en una triste pedrera justo debajo de la cima que alcanzo saludando a un par de familias que ya están disfrutando de las maravillosas vistas.




Me dejo fotografiar, fotografío yo a unos y otros, un trago de agua y para abajo, que quiero volver antes que empiecen a bajar los resacosos de Pirineos Sur.  Desando mis pasos y hago la ineludible parada en la plana para fotografiar una vez más uno de los rincones más bellos de este nuestro Pirineo del alma que hoy me tiene embelesada a tope.  Aprovecho para comer algo y ya hasta abajo sin parar.  A la furgo y a casa en un santiamén.  Aún echaré una siesta.







Aunque no hace falta, que hay un montón, el track AQUI

Fecha real: 19/07/2015

Desnivel: 987 metros

Distancia: 14 kilómetros

Tiempo invertido: 5 horas y media

2 comentarios:

Eduardo dijo...

Un lugar de postal, Anayet o su vértice nunca decepciona, y si abrieran la cerca, y dejaran aparcar junto a la estación, sería la ostia.

Pirene dijo...

Mejor que no hubiera estación tú!! jejeje