martes, 1 de julio de 2014

Trekking de Langtang. Día V: Langtang Village-Lama Hotel

Hoy empieza el grueso del descenso de este trekking que preferiríamos no se acabara nunca a pesar de las apneas nocturnas que aún hoy nos han seguido dando la noche aquí a 3.500 metricos de altitud de ná.  Nos levantamos rabiando y echando espuma por la boca al ver el magnífico y despejadísimo día que hace justo hoy que ya estamos muy abajo como para poder contemplar la magnificencia de los montes del fondo del valle ¡ridiez!.

Vamos dejando atrás el pueblo con los grandes picos al fondo que prácticamente no se dejan fotografiar por la luz matinal tan fuerte en estas latitudes.


Cruzamos el largo puente de hace un par de días donde nos cruzamos con una mujer y sus hijas que vienen de bajada a Syabru-Besi tras haber transportado harina hasta Langtang.  Otro vistazo atrás y adivinamos el Cherco Ri, pico que hubiéramos ascendido de haber hecho mejor tiempo ayer… ¡que poco hoy! ¡arg!.




Otro puente y continuamos.  Pasamos el Check point y descansamos un rato en Gora Thabela aprovechando la sorprendente limpieza y estupenda ubicación.



A partir de aquí la bajada se hace mucho más penosa y nos sorprendemos al recordar que por aquí subimos casi sin haber descansado hace unos días.  Cambiamos de bosque de roble a bosque de olmo como quien cambia de calcetines, esto es bajar y no lo que se ve por ahí.



Llegamos a Lama Hotel realmente cansados, se nos acumulan los días y los kilómetros pero no hay nada que no cure un buen Dhal Bat y toda la tarde de descanso al sol.  Aquí nos sorprenderemos con los porteadores de vigas de metal para la construcción, los militares cargados hasta el dedo gordo del pie, una sesión de peluquería improvisada y con un Geólogo británico que viene del Campo Base del Lantang Lirung donde se está llevando a cabo una investigación del glaciar de Langtang.  El pobre hombre se tiene que bajar pues ha enfermado bastante de las tripillas, al verlo tan hecho polvo le pasamos un par de sobres de suero sorprendidos de que un científico no porte el botiquín habitual para estos casos.  Total que nosotros no lo hemos usado ni usaremos en todo el viaje.





Fecha real: 08/05/2014
Desnivel descendido: unos mil metros
Tiempo invertido: cuatro horitas

1 comentario:

Eduardo dijo...

Que mala suerte con el tiempo, pero a esa altitud tiene que cambiar en cuestión de minutos, saludos