miércoles, 12 de noviembre de 2014

Pico Mesola (2177m.), Punta Petrito (2118m.) y Punta Napazal (2117m.)




Hacía tiempo le tenía puesto el ojo al Pico Mesola, cima que corona la Sierra de la Estiva mientras ésta se extiende haciendo de biombo entre los valles de Aísa y Lizara.  Por fin llega el día, nos trasladamos hasta Aísa y continuamos la pista asfaltada hasta que una valla no nos deja continuar y aquí aparcamos.  Hace un día desapacible y frío, las nubes bajas lo ocultan todo menos nuestro objetivo.  Hemos elegido bien.


Nos calzamos las botas y empezamos a caminar por la pista que cruza el Barranco Fondo el cual se mantendrá a nuestra izquierda mientras remontamos el valle ahora ya por senda que pronto se desdibuja dejándonos bajo las paredes del coqueto circo al final  del valle.  Buscamos a nuestra derecha una empinada pero sencilla canal herbosa que remonta un barranquito que cruzaremos de un solo brinco en busca de la GR11 que se asoma a la derecha sobre nuestras cabezas.



Caminamos ahora por la cómoda Senda Transpirenáica en busca del Collado del Bozo, frontera entre los dos Valles que pronto quedarán a nuestros pies y a nuestra vista.  Atravesamos un pequeño plano con un iboncito colmatado antes de empezar a pisar nieve y flanquear la ladera de izquierda a derecha según miramos el collado de frente.



Antes de lo que parece nos encontramos ya en la base del collado al que no llegaremos pues giramos a nuestra izquierda para continuar otro flanqueo que nos deposita en el vértice de la Sierra de la Estiva.  Ya podemos admirar a nuestra izquierda el Valle de Aísa y a nuestra derecha el Valle de Lizara.



Hace un viento helador y sin embargo, tenemos que parar para colocarnos los crampones más por comodidad que por seguridad pues la nieve se encuentra en buenas condiciones para caminar.  Se me han quedado las manos heladas, los pies también y como no esperaba que hiciera tanto frío llevo pantalones de entretiempo así que hay otra gran zona de mi cuerpo que no nombraré, que también se me queda como un colajet.

Ahora vamos ganando altitud hasta una primera cota desde la que ya admiramos el trecho que nos queda y empezamos a rogar porque el Mesola se despeje pues ahora mismo sólo lo adivinamos mientras poco a poco nos acercamos a la primera cima del día, la Punta Napazal.




Sigue el frío venteado, y aún no he comido nada pero como me da pereza parar, me saco una barrita energética de estas del mercadona que me zampo a toda velocidad para seguir camino arista adelante.  Se despeja por fin el Mesola que desde aquí ya gana entidad con sus escarpadas paredes que caen sin piedad hacia Aragües.


Nos acercamos a la Punta Petrito que de momento obviamos y dejamos a nuestra izquierda flanqueando su ladera y dirigiéndonos hacia la desafiante pala final del Mesola que resulta menos fura de lo que aparenta y en un último esfuerzo nos regala la cima principal del día.  Una pena el tiempo tan gris pues de otra manera estaríamos contemplando una vista de 360 grados sobre Bisaurin, Bernera, Aspe, Oroel e incluso Guara al sur.  No nos entretenemos mucho y emprendemos el descenso hasta el collado con Petrito donde buscamos un trasaire para descansar un poco y comer un mucho que nos lo hemos ganado.




Con fuerzas recuperadas nos aupamos en un santiamén a la Punta Petrito, último hito del día desde el que enfilaremos su arista nor-este para emprender un rápido descenso por terreno empinado pero estable.  Al llegar a un rellano con algunos pinos se nos plantean dos opciones: continuar por la arista o lanzarnos pedrera abajo a nuestra izquierda.  Me quedo haciendo unas fotos al otoño que coquetea allá abajo mientras cuñado continúa un poco por la arista a ver qué tal.  Nos hemos entendido mal y mientras yo he continuado pedrera abajo, él ha encontrado un itinerario marcado por hitos que serpentea al otro lado de la arista.  Cuando conseguimos reunirnos sólo nos queda continuar por suave ladera herbosa en busca del Refugio de Rigüelo desde el que continuaremos flanqueando ladera hasta incorporarnos a la pista de esta mañana y al coche en la mitad de tiempo que nos ha costado subir.




La caña del triunfo en Jaca, que no nos cuesta nada entrar y vamos sobrados de tiempo. Frase del día: el Mesola “me-mola”!!.  Recomendable y sencilla excursión nos ha salido oiga.


El track AQUI

Fecha real: 08/11/2014

Cartografía: Topo Pirineos 6.0.  Editorial Pirineo nº 2 Valle del Aragón.

Desnivel acumulado: 825m.

Distancia recorrida: 10kms.

Tiempo invertido: 6 horas


5 comentarios:

J. M. N. dijo...

Bien chula, claro que sí!!! Que no hace falta subria a cincocientosmil metros para hacer recorridos bien majos... enhorabuena... aún nos cogerás... ya verás, ya... y oye, lo del colajet como vuelve en sí, chupándolo como el helao????? juas, juas, juas....

David Naval dijo...

Eh!, veo que algunas ya han pisado las primeras nieves. Yo ya tengo ganas también. Mola el Mesola, si.

Enrique Martínez Labalsa dijo...

Pues bien que me alegro de que hayáis inaugurado el otovierno. Conozco muy poco de esa zona, y ya para el año que viene. Ya con tus tracks pues fenomenal. Me lo pongo en "favoritos". Gracias................... Un abrazo

Pirene dijo...

JM, lo del colajet con calefacción fue suficiente jejeje

DAVID, sí que mola el "memola" sí, llévate a Elena que le gustará.

Esta zona de los Valles es la que menos se conoce la gente de Huesca, ENRIQUE, supongo porque es la que más a desmano cae. Yo la recomiendo mucho.

Eduardo dijo...

Pues yo me apunto esta ruta, que sin grandes alturas, parece bien maja, y si el tiempo acompaña puede ser un buen mirador. Nosotros pisamos ayer nieve, por primera vez, un saludo