lunes, 10 de noviembre de 2014

Fanlo – Sarvisé por el Bosque de la Pardina del Señor



Empieza noviembre y hay que darle la bienvenida como se merece, disfrutando del colorido del otoño para lo cual hoy nos desplazamos en busca de “uno de los bosques mejor conservados de Europa”, según algún experto.

Nos juntamos en Huesca Bonito del Norte, Tato, Novia y Hermana Verdadera para poner marcha hacia Sarvisé donde hemos quedado con Davidy Elena que hace un montón no los veo y ya tenía ganas ya.  Tras los saludos, abrazos y presentaciones correspondientes, dejamos los coches aquí y nos subimos todos a la furgoneta para trasladarnos hacia Fanlo donde no llegaremos pues aparcaremos más o menos un kilómetro antes en un ensanchamiento justo después del lugar donde nace la senda señalizada con sus correspondientes carteles.


El recorrido comienza descendiendo pronunciadamente hasta cruzar el barranco de Jalle para iniciar un corto y pronunciado ascenso hasta ganar algo de la altura que más o menos mantendremos mientras transitamos por la señalizada y marcada senda que pronto nos acerca la Pardina del Señor que se nos presenta sombría y derruida.




Llegamos al barranco Ixos donde antes de cruzar paramos a alimentarnos que los estómagos ya empiezan a crujir.  Continuamos marcha admirando la belleza del bosque, sus colores y el cambio de tipo de vegetación dependiendo de la orientación de las laderas que vamos atravesando en un cómodo flanqueo que nos lleva paralelos a la carretera que a ratos se intuye allá abajo.


Caminamos subiendo y bajando, sin ganar ni perder grandes altitudes.  Hoy no hay dificultades que superar, hoy toca disfrutar del entorno y la compañía para ir restando kilómetros al total de nuestro objetivo.  Cruzamos el Barranco del Pueyo y pasamos por la Pardina Ballarín, también derruida.


Vamos perdiendo algo de altura y nos encontramos una fuente que no aparece en los mapas.  Continuamos siempre con la misma tónica: colores otoñales, suelo teñido de distintos tonos de amarillo y marrón, sube y bajas suaves…



Alcanzamos un alto donde paramos a comer.  Calculamos que nos queda algo más de hora y media hasta llegar.  Ahora el paisaje se hace más seco, se nota la orientación sur y la pérdida de altura.  Poco a poco, siguiendo la senda y haciendo caso a las señales que nos van lanzando en la buena dirección, alcanzamos Buesa que nos recibe bañada por el sol en su terraza colgada sobre su barranco homónimo.




Desde aquí sólo nos queda una bajada endemoniada “revienta-garrillas” hasta Sarvisé donde cae la caña del triunfo que se alarga casi hasta el atardecer.

Muy agradable excursión recomendable para cualquier pie.  Tener en cuenta la longitud, se hace un poco larga y monótona pero vale mucho la pena.




Fecha real: 02/11/2014

Cartografía: TopoPirineos 6.0

Desnivel subido: 485m.

Distancia recorrida: casi 15km.

Tiempo invertido: 5 horas y media

7 comentarios:

Enrique Martínez Labalsa dijo...

El otoño embellece mas ese lugar, si cabe. Disfrutones!!!!

David Naval dijo...

Buena y relajada ruta la que hicimos!
Oye, para mi que tu GPS no suma el "IVA", a mi me salieron 17 km. casi, y algo más de 500 de desnivel.
Un abrazo!

Eduardo dijo...

Un recorrido bien majo, y además en buena compañía. Anda que no me apetece a mí hacerlo, lo malo es que, o te pegas la panzada de caminar o utilizas dos coches, y eso ya es más complicado. Un saludo

Pirene dijo...

Míralo a él, ENRIQUE, nos llama "gozones"... pues tú ¡gozador! ¡toma!.

Sí DAVID, a mi zarrio le costó ubicarse, falta un buen cacho del principio.

EDUARDO, lo de la combinación de coches es cuestión de engañar a alguien más. También tienes la posibilidad de dejarte la bici en el cruce de la carretera y empezar en Sarvisé, luego te bajas con la bici por la carretera (es lo que pensaba hacer David).

Ale pues!

Eduardo dijo...

Pues no es mala idea de lo la bici. A David no se le escapa ni una, jeje.

David Naval dijo...

Jejeje, lo de la bici era una opción si hubiera ido solo con Elena, pero Pirene se dejó engañar (no le costó mucho) y pudimos combinar coches.

Pirene dijo...

¿Me estas llamando fácil? jajaja!