jueves, 19 de enero de 2017

Pico Somola Baja (2.574m). Sudando los primeros excesos navideños.


Como el día de navidad cayó en domingo, tenemos fiesta el lunes día 26 ¡hurra! Día magnífico para ir al monte e ir sudando los excesos.  Quedamos Cuñao, JM y servidora para irnos al Somola Bajo al que nos aproximamos desde Villanúa accediendo a la “Pista de Collarada” con permiso del Ayuntamiento a 5€ mediante.  Aparcamos en el Refugio del Cubilar de la Espata.



Salimos por la senda que hay justo detrás del refugio que se adentra claramente en el Barranco Bozuelo.  Pensábamos que no pisaríamos nieve, pero al poco de empezar a andar hasta nos tenemos que calzar los crampones pues el sol todavía no ha hecho su efecto por aquí.  Sin mayor dificultad, llegando al fondo del barranco, giramos a nuestra izquierda dejando a la derecha el Collado Marañán para situarnos ya en el hombro Sur donde nos quitamos los pinchos aprovechando para hacer un descanso y almorzar algo.


Un Sarrio mirón desde el Collado Marañán

Afrontamos el grueso de la ascensión directos al pico por el hombro en busca de la mejor debilidad para superar el contrafuerte que le defiende.  Lo resolvemos escorándonos un poco a nuestra derecha para flanquear la pedrera sin dejar de ascender mientras nos vamos acercando a un paso que requiere algo de trepada sencilla pero con salida a zona descompuesta por lo que intentamos progresar bien cerca los unos de los otros para evitar las piedras que nosotros mismos tiramos.



Salvado este ligero bache, nos encontramos de repente en un pequeño y curioso llano nevado que atravesamos cómodamente en dirección a la cima que por fin se deja ver y que alcanzamos encantados del pedazo de día que nos está haciendo.  Nos entretenemos un rato haciendo fotos, un trago y empezamos a bajar.



Otro mirón, esta vez un Quebrantahuesos, nos vigila desde el cielo

Desandamos por el “altiplano” y esta vez salvamos el contrafuerte por nuestra derecha siguiendo los hitos que no hemos visto al subir.  Con el día más avanzado, la poca nieve que hay está en buen estado así que nos lanzamos raudos por cada pala disponible e incluso esta Servidora se atreve con una práctica de auto-detención, que nunca se sabe cuándo se va a necesitar esta maniobra.  Y así, sin más dificultad y más contentos que chupillas, regresamos al refugio y al coche para bajarnos a Villanúa a por la merecida caña del triunfo.




Una muy agradable y sencilla ascensión dadas las condiciones.  Con más nieve y según su estado, se podría complicar por el paso del contrafuerte.



AQUÍ el track

Fecha real: 26/12/2016

Desnivel: 990m.

Distancia: 7km.

Tiempo invertido: 5h.

1 comentario:

Hoy costra, mañana pus dijo...

Hola Pirene.

Ahora aquello debe estar como un merengue con toda la nieve que ha caido...

Gracias por compartirla¡

Salud.

Fer