jueves, 21 de julio de 2016

Achar de Alano (2.077m)


La zona de los Valles Occidentales es mi debilidad por ser el lugar donde comencé en este vicio de recorrer montes y por lo tanto es la zona que más pateada tengo.  Sin embargo, siempre me quedará algún rincón por visitar, como esta pequeña pero vertical atalaya.


Poco antes de la entrada al Camping de Zuriza y a la derecha, comienza la pista de Tacheras que seguiremos hasta el límite de un pequeño bosque de hayas, aquí aparcamos en una explanada.   La pista continúa atravesando un barranco mediante un puente de hormigón a cuya izquierda parte la senda por la que transitaremos en franca pendiente adentrándonos en el bosque y cruzando la serpenteante pista en varias ocasiones hasta toparnos con una granja de corderos que para estas fechas está en plena actividad.  Ya tenemos delante nuestro objetivo.


Hace un ratito hemos abandonado la sombra del bosque tan agradecida en un día tórrido como hoy y ahora nos queda salvar una empinada ladera herbosa que precede a la canal del Paso de Tacheras, una debilidad en las paredes calizas sencilla de superar que nos abre paso al valle colgado que forman las cumbres de los Alanos.  Justo aquí prestamos atención pues ya estamos en la falda del Achar que se alza a nuestra derecha, dirección que tomaremos por una estrecha senda que ascendemos hasta situarnos a media ladera dejando el pico a nuestra derecha hasta el collado que le separa de la Punta Tacheras donde volvemos a girar a la derecha para, sin senda definida, encaminarnos dirección a la cima.


El pasto deja paso a la roca y avistamos un hito que, seguido de unos cuantos más, nos irán dirigiendo por los mejores pasos para ir trepando fáciles resaltes hasta una pequeña chimenea que salvaremos mediante una sencilla travesía, apoyando manos, hacia la derecha para encaramarnos en lo alto y darnos cuenta que la cima es bicéfala y que la cumbre principal aún nos espera un poquito más allá después de un colladito con un mini paso estrecho en el que no es nada recomendable tropezar o resbalar.  Ahora sí, llegamos a esta vertical cima “pequeña pero matona”.




Tras un buen rato en la cima comiendo y tomando el sol, comenzamos el descenso por el mismo sitio, pero al finalizar los destrepes, tiramos a nuestra izquierda siguiendo unos hitos que, la verdad, nos llevan a bajar por el trazado más incómodo de la ladera.  No entretenemos un rato en el paso de Tacheras para disfrutar del entorno y continuamos la bajada finalizamos en un santiamén.


La caña del triunfo cayó en el camping de Zuriza mientras comentábamos la jugada que nos parece bonita y asequible, pero nada recomendable para gente que tenga vértigo o poca experiencia en montaña.



AQUÍ el track

Fecha real: 17/07/2016

Desnivel: 850m.

Distancia: 7km


Tiempo invertido: 4h30min

4 comentarios:

carmar dijo...

Muy atractiva esta marcheta. Apuntada para realizar. Salud y Montaña, Pirene, Ah, ¡Y buen verano!

José Miguel Navarro López dijo...

Lástima que caigan tan lejos esos valles... yo no conozco casi nada de esa zona....
Salú y montaña moceta. Nos vemos en breve, en el monte, of course....

Pirene dijo...

No dudéis ninguno de los dos en visitar la zona, que no por más baja o menos agrestre resulta menos interesante.

¡Salud!

Eduardo dijo...

Hola Pirene.

Que majos son esos valles occidentales, y que lejanos caen desde Zaragoza. Hace una semana, fuimos al bosque de Gamueta, y de camino a Linza, nos detuvimos para ver está espectacular muralla natural.

Sino recuerdo mal, se puede recorrer toda la muralla, haciendo varias cimas ... no?

Un saludo.