viernes, 23 de enero de 2015

Bielsa-Lafortunada por el camino del Canal del Cinca (PR HU-137)


Mega-quedada bloguera con récord de participación.  Entre blogueros y acompañantes hacemos nada más y nada menos que trece humanitos para componer la expedición, a saber: los habituales Pol con su prole Chaime y Bizén, José Miguel, Juan Carlos y Silvia, David y Elena, los agregados Kankel, Roberto, la Joven Castora Chus, Bonito del Norte y Servidora.  Hemos quedado en Aínsa donde tomamos un frugal café y salimos dirección Bielsa donde aparcaremos habiendo dejado antes un coche en Lafortunada y otro en Salinas para por si acaso hay que escapar por patas de la tempestad de nieve que dicen va a caer.

Frente al parking principal de Bielsa, sale la senda muy bien indicada que deberemos seguir: la PRHU-137 hacia Tella.  Se inicia con una pronunciada cuesta que hoy se presenta con una ligera capa de nieve que hace un poquito resbaladizo el asunto, pero ahí vamos, poco a poco y sudando a pesar del frío.


Pronto llegamos a lo majo de la excursión que es el camino tallado en la piedra en busca del trazado del canal para abrirse paso.




Y así, chino chano, subiendo y llaneando a ratos, llegamos a un mirador donde paramos a almorzar que ya nos lo hemos ganado de bien.  Desde aquí contemplamos Bielsa y sus montes mientras el frío se nos apodera y emprendemos marcha otra vez.



Parece que por fin hemos alcanzado el canal y ahora sí, empezamos a llanear contorneando las laderas de la Sierra d’as Zucas en un vaivén de paisajes a ratos por encima del canal, a ratos por debajo, otras veces a un lado y muchas veces por una agradable faja que irremediablemente nos termina acercando al cuello de Tella. 





Nos enfrentamos ahora al mayor desnivel de toda la ruta pues hemos de subir hasta Tella, cosa que hacemos a duras penas ya que los estómagos piden su ración alimenticia "seria" y no están para esfuerzos.  Por fin en el desierto pueblo, nos protegemos del frío en la puerta de la iglesia donde empiezan a brotar las viandas como para una boda y, entre tortilla, chorizo y chocolate caliente para postre, se nos animan los cuerpos y emprendemos la bajada que nos llevará a Lafortunada en un santiamén.



Las cañas del triunfo en el único bar abierto mientras esperamos a los conductores que nos traen los coches desde Bielsa para regresar “cada mochuelo a su olivo” con nuevos planes en el bolsillo y en la mente.

Mi GPS se reveló o tenía frío así que no tengo track, pero en las crónicas de David o de Silvia encontraréis mucha más información: AQUÍ y AQUÍ.

Fecha real: 18/01/2015
Desnivel: unos 600m.
Distancia recorrida: casi 20km.
Tiempo invertido: 6h. 30m.

4 comentarios:

Enrique Martínez Labalsa dijo...

Es lo que tiene este tiempo, que hace frio. Pero se os ve fuertes y se lee que bien alimentados así que a disfrutar. Me alegro un monton. Un abrazo

Eduardo dijo...

Un buen grupo el que os juntasteis, desconocía este sendero colgado, pero tiene una pinta estupenda. Un saludo

POL dijo...

Buenas mesacha!!!!, un agradable paseo con una gran compañía (incluyo la altura de algun@). Una coseta, el nombre de mi hijo es Bizén, con B. bsss

Pirene dijo...

Oído cocina POL, ya está corregido.

Muy recomendable EDUARDO, no dudes en ir incluso con el crío.

Bien alimentados sí ENRIQUE, lo de fuertes ya...

Salud!