martes, 15 de octubre de 2013

Punta Suelza (2.974m.), circular desde el Collado de Cruz de Guardia


Cuando subí por primera vez al Punta Suelza era una adolescente que estaba empezando en esto de la montaña y lo cierto es que no tengo un recuerdo especial de aquella ascensión así que tengo ganas de volver y disfrutar de esta bella pero poco frecuentada cumbre.

El año pasado J.M.N. en su blog “Pirineos, Motañas y Hombres” contaba su ascensión desde el Collado de Cruz de Guardia cerrando la ruta en sentido circular bajando por los Ibones de Barleto.  Bien, me gustó muchísimo la idea e incluso prometí que subiría ese mismo verano pero no pudo ser, así que por fin llegó el momento.

He quedado con Tato y Novia que se raja a última hora (además de todos los COBARDES que hicieron lo propio ayer ¡vaya banda!).  Al punto de la mañana estamos saliendo de Huesca dirección Aínsa en busca del Valle de Gistaín en cuya carretera principal buscamos el desvío a mano derecha hacia Sin y Serveto.  Justo antes de llegar a éste último, nos desviamos a la izquierda por una pista identificable porque en su entrada (a la derecha de la carretera) hay un cartel de infomación y un panel explicativo de “La comuna”.

La pista se encuentra en perfectas condiciones para el paso de vehículos normales, excepto casos de nieve o tormentas recientes.  Conduciendo con cuidado y disfrutando del paisaje, llegamos hasta un refugio (Cabaña Bargasera) frente al cual aparcamos justo antes de un cartel de prohibición de circulación a vehículos no autorizados.  Pues nada, a calzarse las botas y a almorzar que nos ha costado tres horas llegar hasta aquí y los estómagos nos están echando la bronca hace rato.  Mientras almorzamos, activo el GPS (el yipiés pa que se me entienda) que por suerte funciona y digo “por suerte” porque no tenemos mapa de la zona y ya podemos rezar por tener Internet pues nuestro guía hoy va a ser el track en wikiloc de J.M.

Empezamos a andar por la pista hasta que termina en una vaguada con un refugio (Cabaña de Pardinas) muy cerca del barranco de Pardinas, aquí buscamos trazas de senda dirigiéndonos a nuestra izquierda y cruzando el barranco para ascender una pequeña pedrera.  Ahora seguimos una senda desdibujada que primero asciende recto.  Hay que estar atentos a los hitos que nos dirigen a nuestra derecha por una ladera herbosa que ya no abandonaremos.


Esto está empinado como si no hubiera un mañana y mis pulmoncitos todavía no notan las bondades del abandono del tabaco, además tengo un día tonto de esos, así que me cuesta lo mío ir superando la cuesta que ciertamente no es moco de pavo.  Menos mal que la cima se deja ver pronto y el paisaje tanto a un lado como a otro es sobrecogedor: a mi izquierda Monte Perdido con el Vignemale a lo lejos y a mi derecha el Posets con el Perdiguero también a lo lejos.




Poco a poco y siguiendo los hitos (que los hay, sólo hay que buscarlos) remontamos lo poco “verde” que nos queda y nos plantamos a los pies de la pirámide cimera.  Aquí la cosa se complica un pelín pero hay hitos que nos guían por los mejores pasos que superamos apoyando las manos pero sin mayor complicación.  En seguida divisamos el vértice geodésico de la cima que ganamos por pedrera muy estable.


¡Ale! Ya hemos triunfado.  Ahora a comer que nos lo hemos ganado, no sin antes abrigarnos con todo lo disponible pues hace un frío que pela con una suave brisa del norte aderezada por alguna nube de evolución y nubes altas que vaya si se podrían haber esperado un rato a aparecer.  Da igual, encontramos un trasaire estupendo con vistas de primera división al Posets en primera plana y todos los gigantes de Viadós y Estós a nuestra izquierda.  ¡Mira que es bonito este pico y en que baja estima le tenía! Con este pensamiento degusto el bocata de jamón y la chocolatina de postre.




Mientras empezamos a recoger noto un movimiento justo delante nuestro de un ave que emprende vuelo, enseguida me percato de que no es un buitre, en ese momento pienso que es un Quebrantahuesos pero mirando la foto en casa se dudo y finalmente me pienso que es un Águila.  Pues no! es un Quebrantahuesos hermoso como él solo... ¡GRACIAS J.M.!.


Entre las vistas, el bocata y el "Quebrantón" acabamos de pasar un rato bien majo y con ese sabor empezamos a bajar más contentos que unos críos.  Primero seguimos un poco la cresta,  en contradirección de la subida, a ver si podemos echarle un ojo al Ibón del Cao pero no se deja ver el puñetero.  La abandonamos y comenzamos a descender rápidamente por la pedrera buenísima de esas que dejan fluir como agua de mayo por barranco y ¡ojo tú a ver si nos la vamos a pegar!.  Paramos un momento a consultar el track con tan mala suerte de que se acabó lo bueno y aquí no hay cobertura así que estamos solos con nuestras mentes inquietas para resolver la bajada.



Continuamos por la pedrera haciendo zig-zags y buscando los pasos más cómodos y menos comprometidos hasta llegar a un llano herboso donde nos desviamos en busca otra vez del Ibón del Cao que ahora sí se deja ver aunque sólo a medias pero muy fotogénico él a las faldas del sin par Punta Fulsa.



Una vez conseguida la foto del Cao, nos vamos campo a través en busca de los Barletos.  Enseguida divisamos el Ibón pequeño y hacia él que nos vamos no sin antes darnos cuenta de que tenemos un buen paredón a nuestros pies.  Vamos buscando los mejores pasos hasta que no nos queda otra que destrepar.  Nada, un destrepe cortito y sin patio para enseguida llanear y plantarnos por fin en el deseado Ibón donde paramos a descansar un pelín que llevamos tute.  A mí me suena que había que bordear el Ibón grande y a Tato también, pero no lo vemos claro así que elegimos ascender en busca de la primera ladera que hemos subido para conectar con el camino de subida y ya sin más contratiempo que el cansancio propio de esto de hacer el tonto “pol monte” llegamos al coche y de allí directos a Güeskonsin que nos queda buen chorizo.  La cerveza del triunfo para otro rato, nos conformamos con un nestea en la gasolinera de… no me acuerdo, estaba dormida.


Muy bonita ascensión y sobre todo el descenso por aquí, para mi gusto muchísimo mejor que la normal desde Urdiceto.  Hay que tener en cuenta que se trata de un itinerario muy poco transitado, así que no contar con encontrar senda clara ni facilidad alguna, hay que buscarse la vida y echarle imaginación.

Bueno sí, nos hemos desviado un poco pero llegar llegamos

Fecha real: 13/10/2013
Cartografía: El track de J.M.N. para subir y nuestras neuronas para bajar
Desnivel: unos novecientos acumulados
Ditancia: unos trece kilómetros
Tiempo invertido: siete horetas de ná

6 comentarios:

Eduardo dijo...

Menuda panorámica que hay desde la cima, solo por ella bien merece la pena subir, saludos

J. M. N. dijo...

Hola maja!!!! Gracias por usar (y confiar) en mis tracks...mira que hay veces que el gipi se le va la pinza (y ya no te digo nada si los yanquis invaden Libia que entonces desvían todos los satélites) entonces te dan errores de más de 1 km.!!!!!.
Por cierto, el aguilucho que se ve en la décima foto es un quebrantahuesos como el mallo Pisón de grande...sí, sí, lo llaman también el águila-buitre...tienes razón y yo soy un sabiondo de miexxa.
Salú, mesacha...nos veremos el domingo.

Enrique Martínez Labalsa dijo...

Insisto, da gusto leerte, esa frescura que desprendes indica (por supuesto erróneamente), que todo es fácil. Guapo si, fácil no. Me alegro de la incorporación (definitiva?) del yipies. y por abandonar el jodido tabaco (a mi me costo 59 años - bueno menos los 12 primeros). Saludos y enhorabuena por todo.

David Naval dijo...

Hola Pirene,

¿Has sucumbido al GPS?, jejeje. Ya puedes ir eliminando esa etiqueta de "embarcadas", a partir de ahora todo van a ser "triunfadas" (menos cuando te quedes sin pilas o el aparato se vuelva loco, a veces pasa).

Esa cima la tengo yo pendiente. La intenté un invierno pero tuvimos que retirarnos por niebla y riesgo de aludes en el cono final, pues es muy traicionera con los aludes.

Bueno, nos vemos, saludos.

Pirene dijo...

Sí EDUARDO, vale la pena y mucho.

J.M. Tienes toda la razón del mundo, es un Señor Quebrantahuesos guapo como el sólo y muy bien parido ¡sí señor! y así lo pensé yo cuando lo ví, pero ayer acercando y alejando la foto me entró la duda y por no querer ir de sabionda tampoco indagué más... si es queeee... va a ser lo de dejar de fumar que me está afectando.

Enrique, te tengo que admitir que fácil fácil lo que se dice fácil propiamente no es, pero vale la pena (y mucho) el sufrimiento. Lo del tabaco, a ver si lo consigo que sólo llevo una semana.

¡¡¡Salud y monte para todos pues!!!

Pirene dijo...

¡Hey DAVID! que justo estaba contestando a los demás cuando has comentado jejeje ¡vaya par de madrugadores!.

Ya estás tardando en subirte que es de lo más majo que hay porai!!

Lo del GPS sí pero con mis reservas, el mapa siempre a mano para porsi que es lo que me ha funcionado toda la vida, no se queda sin pilas ni se "vuelve loco".

Ale pues!