miércoles, 7 de agosto de 2013

Jóvenes Castoras en la “Gran Circular a los lagos de Ayous”

Había quedado con una Joven Castora y su Novio para subirnos a los Lagos de Ayous desde Astún pensando en no madrugar y hacerlo en plan paseo “subir y bajar y ya está”.  Pues no, ya verán ustedes lo que se puede llegar a liar una cuando tiene el cuerpo jotero…


A las tantas de la mañana comenzamos a caminar desde la Estación Invernal de Astún, atravesando todas sus instalaciones y siguiendo recto hacia la ladera que pronto revela la senda muy evidente que nos ha de conducir hasta el Ibón de Escalar, aquí hacemos la tradicional parada “palmorzar” y emprendemos marcha otra vez rodeando el ibón y encaminándonos al Col des Moinés donde cruzaremos la frontera y empezaremos a poner los morritos como si dijeramos “u” todo el rato para pronunciar los diferentes nombres de los parajes que atravesaremos.  Pero antes de esto y una vez coronado el collado, el ruido de un helicóptero nos hace detener y mirar atrás, vemos que está aterrizando en el ibón que acabamos de abandonar y la curiosidad nos corroe así que desandamos nuestros pasos sin perder altura por las faldas del pico Astún para contemplar el rescate, lo cierto es que estamos más o menos lejos y poco podemos ver, así que continuamos marcha.




De repente una voz conocida grita mi nombre, es mi amigo Juan, me llevo un alegrón tremendo y le invito a acompañarnos pero me explica que tiene que volver pronto porque ha quedado para comer ¡¡¡Oooohhhh!!!.  Eso sí, antes de dirigirse al Pic des Moinés nos cuenta que el rescate ha sido para una señora que se ha hecho daño en una pierna.

Bueno, retomando la excursión, tras cruzar el Col del Moinés y flipando como siempre con su Majestad Midi d’Ossau nos dirigimos a nuestra izquierda rodeando el Pla de les Baques.  La senda está muy marcada y muy concurrida, sólo tenemos que seguirla y encontrarnos un cartel que a nuestra derecha nos llevaría al Lac Casterau y siguiendo nuestra misma dirección, al Lac Bersau, nuestro primer objetivo.


Nos aupamos a un pequeño collado desde el que el Pic Casterau presenta una imagen casi de leyenda y enseguida nos encontramos con el precioso lago.  Tras las fotos de rigor, continuamos marcha dejándolo a nuestra izquierda para en muy poco rato atravesar el torrente de desagüe y avistar el refugio de Ayous con el Lac Gentau a sus pies.  Aquí decidimos hacer la gran parada de avituallamiento y oye tú, lo bien que se está y como es bien dicho “donde se está bien, buen rato”.



La intención era desde aquí volver por el mismo camino a Astún y a casita, pero estamos valientes y no nos queremos perder los Lacs de Ayous así que sacamos el mapa y hacemos cálculos.  Si seguimos podemos hacer una mega-circular “súper chachi de la muer, jo tía”, sabemos que vamos a alargar muchísimo la excursión y que además tendremos que deshacer todo el desnivel ganado para volverlo a subir, bueno, hemos venido a andar ¿no?.


Rodeamos el lago dejándolo a la derecha y comenzamos el descenso dejando también a nuestra derecha los Lacs de Ayous.  Desde aquí va cambiando la perspectiva del Midi y los barranquetes de desagüe de los lagos le dan frescor a la excursión.  De momento todo bien a pesar de lo acompañadísimos que nos encontramos con tantísima gente alrededor.

Atravesamos un bonito bosque de hayas y llegamos a la Gave de Bious, aquí hacia nuestra izquierda iríamos a parar al Lac de Bious Artigues que está muy cerca.  Pero no, nosotras tenemos aún todo el camino de vuelta por hacer pues nos queda lo peor que es remontar buena parte de la pista forestal e ir en busca de la GR que, pasando por el Lac Casterau, nos ha de dirigir otra vez al Col des Moines.


Vamos esquivando personas, caballos y vacas hasta que nos encontramos en la Cabaña de la Hosse donde venden quesos, pero no paramos que yo no puedo ¡soy intolerante y me encanta el queso! ¡jo!.  Hasta aquí hemos llaneado pero ahora empieza la cuesta que vamos remontando poco a poco, pronto la pista presenta un desvío a la derecha con un cartel indicativo, a hora y media está el collado, vamos allá.  Me noto cansada pero contenta de lo bonito del paisaje así que adopto el “paso de la vaca reducido”, es decir, más lenta todavía y hago acopio de paciencia para remontar la cuesta bajo las pareces del Pic Casterau hasta el Lac Casterau que también dejamos a nuestra derecha.




Seguimos, ahora la pendiente es menor.  Enseguida nos encontramos con el mismo cartel de esta mañana y por primera vez en toda la jornada, nos desviamos a la izquierda y no a la derecha ¡bien!.  Ahora ya estamos en el mismo camino de esta mañana, rodeamos el Pla de las Baques pero dejándolo a nuestra izquierda, remontamos y llegamos al Col des Moinés donde relajamos los morritos para volver a hablar normal y bajamos al Ibón de Escalar donde paramos un ratín a disfrutar que ya todos los andarines se han recogido y estamos casi solos.  También echamos un trago y unos cacahuetes que los cuerpos están cansados ya.  Sólo nos queda bajar hasta Astún y chocar los cinco por la faena bien hecha ¡fenómenas!.



Como hemos estado en Francia, no he podido “trackear nada”, así que una vez más aquí van las cuentas de la vieja:

-Desnivel: allá que allá unos 1.162 metros
-Kilómetros: metro arriba, metro abajo unos 23
-Tiempo invertido: Nueve horazas contando unas dos horas de paradas de avituallamiento varias, fotos e incluso algún capazo.

- Fecha real del palizón: 04/08/2013
- Cartografía: Rando Éditions nº 3, Béarn



9 comentarios:

David Naval dijo...

Bueeena vuelta, y maja, bien maja.

Qué risa lo de los morrillos en "u", y si es con acento circunflejo, pa que quieres más.

Triunfada total.

Un abrazo.

Pirene dijo...

"Circunflejo" jajaja!

Saludicos!

jessus dijo...

“paso de la vaca reducido”??? jejeje, buena ruta sí señora, me la apunto para algún día, aunque como yo soy más de capazo que de andar, igual hacemos la reducida!!!

J. M. N. dijo...

Buen entreno y buena limpieza celular para que te entren los cubatas por ósmosis estas fiestas que se te avecinan...habrá que preparar otra quitaresaca no???
Hala, a pasarlo bien, moza.

Pirene dijo...

JESSUS: no te preocupes que ya te llevaré, pero por supuesto la vuelta reducida.

J.M.: Osmosis profunda va a ser esto después de ni sé cuánto tiempo, dicen que para estas cosas la falta de entreno es buena... ya veremos!

Ale pues!

Enrique Martínez Labalsa dijo...

Lo de los morritos en "u" para pronunciar el gabachés, me parece todo un acierto. En fin, soleada excursión (excepto el bosque de hayas) que requiere gorro y proteccion solar. Enhorabuena jovenes castoras (y un novio. Por cierto, lo que llamas "paso de vaca reducido" es lo que yo denomino "ir deprisa" ¿Verdad?. Buen San Lorenzo, que la juventud disfrute. Yo a huir de casa

Eduardo dijo...

Pues para ir a "paso de la vaca reducido", os ha salido un rutón de la leche. Si no mal recuerdo, se podía hacer el mismo recorrido todo en circular, pero mi memoria es la he un hombre de ochenta años y no estoy seguro, jaja. Por cierto ¿que tal está la subida final al pico monjes? ¿queda algo de nieve?, Saludos y a disfrutar de las fiestas

Pirene dijo...

ENRIQUE: Si para tí "ir deprisa" es ir lento como una vaca, sí, a eso me refiero. Ya huiría yo del San Lorenzo, pero mis amigas me tienen amenazada ;-)

EDUARDO: Sí se puede hacer más circular aún yendo a buscar el ibón de truchas por el collado de astún y bajando por las pistas, para mí que es alargar demasiado ya, a no ser que pilles el telesilla.

Gracias por pasaros ¡Saludicos!

Eduardo dijo...

Correcto Pirene, esa es la que me sonaba a mi, saludos y cuidado con el pacharan, jaja.