lunes, 6 de mayo de 2013

Añelarra (2.349m.)

¡Ya tenía yo ganas de Pirineo! Que me había apalancado en la sierra y esto ya era un sinvivir.

Total, que nos vamos El Cuñao, Bonito del Norte y yo a Navarra para hacernos una raqueteada maja que hemos visto en un libro.  Para esto nos comemos dos horazas de coche hasta Isaba y de allí al puerto de Belagua sin coronarlo y dejando el coche al principio de una pedazo de curva “helicoidal” que no deja lugar a dudas.  Además, aquí se ve la caseta de las pistas de esquí de fondo de La Contienda.

¡Ale pues!, tenemos suerte y a pesar de estar empezando Mayo, nos calzamos las raquetas en cruzar la carretera y así hasta el final de la jornada.  Pero vayamos por partes.  Lo primero es atravesar el recorrido de las pistas que ya no están marcadas pero sí señalizadas y además hay bastantes huellas de esquís, raquetas, botas y otros elementos de progresión humana.  El Arlás nos saluda enseguida y así vamos avanzando cómodamente y siguiendo huellas hacia el collado de Pescamou, aquí ya nos empezamos a encontrar con algún grupo y alguna pareja francesa que nos adelanta más fresca que un gazpacho, ¡cómo tiran los veinteañeros oyes!.





Aquí hacemos un descansillo para reagruparnos porque El Cuñao nos ha tomado buena ventaja a Bonito del Norte y a esta pobre desgraciada que por mucho que lo intente no pilla el paso ni de casualidad, motivo por el cual comienza mi temido sobrealiento calientagarras que me pone de una mala leche que sólo me la sé yo.  Pero bueno, las vistas son excelentes y hace una calor que esto casi parece Agosto (es lo que tiene la nieve en primavera, que calienta más que el sol).  A partir de aquí, tomamos como referencia el Anie que está más guapo que Brad Pitt haciendo de Aquiles. 



Ahora hay que seguir un ratito lo que sería el camino hacia el Anie, pasando por un embudo y de allí a nuestra derecha para encadenar un sube baja muy suave y agradable lo mismo para raquetas que para esquís.  Lo malo es que sin darme cuenta intento adoptar el paso de mis acompañantes ¡error! porque esto me hace sobreesforzarme y no disfrutar del paisaje estupendo y cómodo.  Llegamos a un llano desde el que hay que dejar el camino hacia el Anie para volver la cara hacia ¡Es-paña! Y aquí por fin decido mandarlos a hacer puñetas suavemente: “ale tirar pa’lante que ya llegaré”, muy bien mandados ambos dos, tiran a su paso mientras yo recupero mi “paso diesel” lenta pero segura.




Aunque el esfuerzo extra que he hecho me pasa factura, voy caminando poco a poco buscando el itinerario más cómodo pues aquí ya no hay huella y estos dos animalicos que me he traído tiran “to de frente” como si hubiera un bar en la cima o algo.  Total que poco a poco y con esa voluntad característica de la gente a la que nos gusta mucho (pero mucho mucho) el monte, alcanzo una bellísima arista cimera donde me esperan los compis.  En un pis pas hacemos cima, fotos y empezamos a bajar no sin antes hacerle una fotico al piri occidental que no se deja ver mucho por los nubarrones.




Esto ya es otro cantar, los muchachos aprecian la lógica del itinerario que esta servidora ha trazado y por allí mismo vamos bajando.  Hacemos una parada en un mini claro rocoso y seco para comer.  Ahora ya si, bien descansados, encremados (factor 50 a saco) y comidos, reenganchamos el mismo camino de subida y en menos de dos horetas estamos en el coche donde El Cuñao me informa que le hemos “sacado” dos horas a la reseña del libro de marras ¡cagüentó! Que a mí no me hace ninguna falta ahorrarme horas si al final voy a hacer lo mismo… en fin.

Para culminar la jornada, paradita cervecera en Isaba y ¡ale pa’casa que ya es hora!.

Fecha real de la triunfada: 04/05/2013
Cartografía: Ninguna, así al tuntún
Fotos: Servidora de ustedes.

9 comentarios:

David Naval dijo...

Eh, qué chulo Pirene!. Ya tenías ganas de ver otros mundos, eh!!.
Cuanta nieve para ser mayo, verdad?

Pero hombre, esos dos, que no te dejen sola. Ellos se lo pierden, que se ven privados de tu compañía.

Un saludo gordote.

J. M. N. dijo...

¡Toma ya! ¡Si señora! ¡Triunfada navarro-francesa!
Pero qué majo es el Anie en primavera...¿a que sí? Moi aussi sortie a la montagne este finde..estuvo bien, pero experimenté sensaciones nunca antes experimentadas...ahora se que tengo abductores donde antes solo había acero...si es queeeeee, me estoy haciendo viejo cagüenlamar...
Hala maja, saludetes a ti y a tu bonito.

Pirene dijo...

Nada David, esos dos que se adelanten que me estresan ¡mejor sola que mal acompañada jejeje!, que están muy fuertes y si siguen mi paso se aburren ;)

Hey J.M.! el Anie es chulísimo, lo subí hace un paquetón de años desde el refugio de Belagua en los tiempos en que las raquetas no estaban de moda y se subía a base de "ovarios", crampones y paciencia. Pos menos mal que no me uní, porque si tú notas los abductores yo igual los tenía a salmuera aún. ¡la edad no perdona, no!.

Ale majetes! gracias por pasaros!

silvia dijo...

Qué chula es la zona del Anie! y con nieve debe hasta ganar.
Felicidades por la triunfada! Y los machotes ya te esperarán chiqueta! qué manía tienen con tirar y tirar...yo también lo sufro.
Un abrazo.

Eduardo dijo...

Hola Pirene bonita ruta con raquetas, la verdad es que es una zona muy chula, y el Anie una pasada al que por cierto hace un porrón de años que no subo. A tus compís explícales que el más débil es el que tiene que marcar el paso, que tampoco es cuestión de ir sola, jaja. Saludos

Enrique Martínez Labalsa dijo...

Casi me ha dado sobrealiento leerte. Se me ocurren un monton de frases (alguna fuera de tono), de los que van muy rápido por el monte. Todo lo que sea menos de 10 horas, para distancias de 20 kilómetros, es perderte algo.¡Que se va a disfrutar leñe!. Un secreto, en mi mochila suelo llevar incluso un ebook. Menudas siestas. En fin saludos y mas triunfos.

Pirene dijo...

Pues sí SILVIA, con nieve la zona gana sobre todo en comodidad. En verano es todo lapiaz así que hace un calor tremendo y encima hay que ir de bote en bote.

EDUARDO, yo también denfendía eso de que el más débil marca el paso, pero lo cierto es que entiendo que cada persona tenemos nuestro propio ritmo.

Sabias palabras ENRIQUE, está claro que la experiencia es un plus y de eso tú tienes bastante más que yo o cualquiera de mis compis. Antes yo también solía llevarme un librico en la mochila ;), pero eran pocas las veces en que aprovechaba para leer así que hoy en día me ahorro el peso.

Concluyendo, que cada uno tiene sus gustos y sus ritmos. Yo prefiero ir al monte a disfrutar del paisaje, prefiero invertir más tiempo pero disfrutar más de lo que me rodea. No soy deportista, simplemente me gusta la montaña.

luis dijo...

Hola Pirene,

Pues parece que tu también de diste un buen paseo en coche antes de empezar vuestra actividad.

Esa zona la tengo pendiente, pero tanto Km siempre da pereza...

Bonito reportaje!

Pirene dijo...

Hola Luis! efectivamente, nos dimos buena paliza de coche también.

Así somos ¿verdad? ¡los madrugones y lo kilómetros no nos asuntan! jejeje

Salud!