miércoles, 10 de octubre de 2012

LA NUBE FRANCESA Y LA MALDICIÓN DE PANTICOSA



Cuando era cría, pero muy cría muy cría, mucho más que ahora… mi abuela me decía: “Pirene, las nubes y los bebés vienen de Francia”. He podido comprobar que lo de los bebés no es verdad porque he ido un montón de veces al país vecino y ná de ná.  Pero lo de las nubes es otro cantar.

Para este domingo habíamos quedado con mi amiga Empanada para hacer la famosa vuelta de los Lagos de Ayous pero desde Astún, así que para las ocho de la mañana ya estábamos coronando Monrepós desde donde pudimos divisar que la nube esa que viene de Francia estaba bien arraigada.  Pos nada, cambiamos de plan, nos subimos a Portalet y desde allí ya decidimos según la meteo y el mapa… ¡ups! El mapa, ambas dos empanadas nos habíamos dejado el mapa.  Bien, empezamos bien el día.

Venga, vamos a sacar el mapa alternativo que no es otro más que la memoria fotográfica de esta menda lerenda… se podría hacer una vueltecica al Peyreget pero está cubierto y el Midi ni se ve, así que damos marcha atrás a buscar zona más clara para terminar en Panticosa tomando un café al ladico del parking de las pistas donde el camarero nos plantea un par de ideas que descartamos rápidamente.  ¡Hay que ver! Sin mapa no soy persona.

Pos nada, nos vamos pal balneario y echamos a andar hacia los Bachimañas con muy buena temperatura y nubes altas que no molestan y dejan ver el sol a ratos.  Con suerte nos acercaremos a Bramatuero y a lo mejor desde allí nos lancemos a alguna cima.  En hora y media muuuy larga, llegamos al primer ibón y contemplamos el nuevo refugio que pasamos de largo para continuar al segundo ibón para parar y comer que las tripillas llevan rato echándonos la bronca a las dos.  Como suele ocurrirme en Panticosa, su maldición se nos echa encima y bocata en mano nos empieza a lloviznar con ese vientecillo fresquito y molesto que nos rocía cual rosas mañaneras.  Mientras se va cubriendo todo de ese típico gris que siempre me hace correr por estos lares. Decidimos rendirnos y empezar a bajar aprovechando para echar alguna foto con mi cámara que se ha salvado de chiripa de un peazo resbalón que me ha dejado el traserito color lila súper mono.  Que no, que no, que muy bonito pero yo me vuelvo a mi casa.


No sé qué pasa en esta zona que siempre me pilla el marrón oyes, de verdad.  Sólo puedo contar dos veces en que no haya tenido que correr huyendo de rayos, truenos, centellas, granizos, lluvias, etcétera y ambas en el Baziás.  Estoy segura que tengo una maldición a espaldas que sólo se activa en Panticosa.

7 comentarios:

David Naval dijo...

Ya es mala pata Pirene. Aunque todos tenemos nuestra zona "gafe", yo suelo tener buen tiempo en Panticosa y los marrones me los trago siempre en el Moncayo, fijate tú.

Oye, este sábado dia 13 hacemos una excursión un grupito de amigos/as en plan tranquilo por las Gargantas de Escuaín. Son como mucho 1.000 m. de desnivel y unos 20 km. pero tranquilicos, parando para fotear, comer, etc. Si te/os apetece mándame un mail y te digo como hemos quedado.

Amás, dan buen tiempo y todo.
Saludos!

Pirene dijo...

Cachis! me voy de puente a Barcelona, si no te prometo que me apuntaba. ¡Muchas gracias por acordarte de mí!

Por esa zona hay una ruta muy guapa que es ir de Revilla a Escuain (o viceversa) recorriendo ambas orillas del río, ¿será la misma?. La he hecho un par de veces hace un paquete de años.

Bueno, lo dicho, tú avísame para la próxima que si estoy me apunto seguro.

Saludicos y que lo paséis bien!!!

Eduardo dijo...

Pues nada la próxima vez que vayas, mira el tiempo antes, jeje, saludos

J. M. N. dijo...

Pues siento disentir contigo, amiga mía. Lo que viene de Francia (a parte del queso cojonudo de Gabás) es el famoso efecto Foenn que nos tortura en esta bal. Cuando tengas un día de esos (de los de boira en la divisoria, se entiende) bájate al zur que el zur tamién existe y hay rutas megachachiguays. Busca el resguardo de las sierras interiores y date un paseo por el Puerto de Acumuer, por el de Biescas, Por el de Yésero o Linás o vete para Sobrepuerto o Canciás. Y si me aceptas un consejo, cómprate un GPS. Yo era muy reacio a usar ese chisme y ahora es la niña de mis ojos tú. Eso sí, ponle pilas por que si no...solo lo podrás utilizar pa cascar nueces.
Pues eso...

silvia dijo...

Pues si que tiene mala leche esa zona de Panticosa sí, el Garmo Negro lo subí al cuarto intento por el dichoso tiempo.
Pero eso tiene solución, sube más veces por la zona y alguna vez pillarás bueno...y mira bien el tiempo! aunque a veces tampoco aciertan...
Lo del mapa, bueno...yo me he dejado las botas, otras veces la comida, y por supuesto el mapa, y de todas formas he hecho monte!
Un saludo maja!

Pirene dijo...

No si hacer monte, siempre se termina haciendo monte... ¡hasta sin calcetines!... aaaaiiinnns!

Saludicos!

Enrique Martínez Labalsa dijo...

Querida Pirene, somos Rosa y Enrique, que tuvimos el placer de compartir contigo y "bonito del norte", el paseo del domingo Agüero-Riglos. Hemos visto el blog, y nos encanta, así como sus "aledaños". Te seguiremos. Tambien te comenté que vieras el mio, me da un poco de vergüenza despues de este pero... allí va:
quemajoeselmonte.blogspot.com
Saludos y salud pa ir al monte.