viernes, 23 de octubre de 2015

Otoño en el "Chemin de la Mature"


Hoy estoy de Rodríguez otra vez y como no me apetece irme solita por ahí, me pego como una lapa a Hermana que tiene planeado dar algún paseo con Cuñado y Cría.  Les propongo el “Chemin de la Mature” y hay cuórum como si hubiera propuesto un vermú casero con olivas, oiga.


Se nos hace largo el camino hasta el pueblo de Urdos pero pasado este vemos el Fort du Portalet a nuestra derecha para enseguida tomar el desvío también a diestra, por el Pont de Cebers siguiendo ya las indicaciones del “Chemin de la Mature”.  Erróneamente, aparcamos en el primer parking que encontramos a nuestra izquierda.

Empezamos a caminar por carretera dirección sur hasta que llegamos al parking donde deberíamos haber dejado el coche y donde encontramos los carteles de entrada al camino.  Pronto se abre el abismo y empezamos a recorrer el famoso camino robado a la pared caliza que sirvió para extraer madera para la armada francesa del siglo XVIII.

Más o menos una hora nos costará recorrer este camino que, aunque sencillo, puede dar sensación de vértigo a quien se asome al desfiladero del río Sescoué que transcurre tan tranquilo allá abajo.



Al coger altura, el camino gira a la izquierda por un claro que abre una última rampa hasta la Cabagne Perry para empezar a llanear al adentrarnos por un bosque primero mixto y luego de hayas que hace nuestras delicias.


Ahora sólo queda seguir los carteles direccionales hacia el Coll de Arras.  Nosotros aprovechamos la ocasión para visitar el Pont des Trungas donde unas muchachas se afanan en la búsqueda de setas, creemos que sin éxito.  Más adelante nos volveremos a desviar un poquito para visitar otro puente por el que continúa la GR10 que aquí abandonaremos para continuar nuestro camino al collado. 


Un par de rampas y el resto es coser, cantar y admirar el esplendor del otoño.  Caminamos tranquilos disfrutando del paisaje y los colores hasta llegar al collado donde se abre la ladera y nos deja admirar los montes que nos rodean.


Ya solo queda bajar hasta dar con la carretera y girar a nuestra izquierda para seguir el asfalto hasta el coche mientras suspiramos de contentos por la buena elección para un día como hoy.


No os pongo el track que hay un montón en wikiloc y el mío quedó un poco raro.

Fecha real: 17/10/2015

Desnivel: 700 m.

Distancia recorrida: 11 km.

Tiempo invertido: 4 horas largas "a la marcheta"


4 comentarios:

Eduardo dijo...

Hola Pirene.

No me extraña, que cuando propusieras este lugar, nadie te llevase la contraria.

Yo llevaba la idea de hacerla este otoño con los amigos, pero ya he visto varias entradas que la hacen con los zagales, ¿que tal ves el tramo de la faja para hacerla con un zagal de 9 años?.

Un saludo.

Pirene dijo...

Pues depende del zagal, si se porta bien sin problemas.

Hay que tener en cuenta que no hay ninguna protección así que el crío tiene que portarse bien e ir todo el rato bien pegadito a la pared.

Por lo demás es muy fácil, cortita y sobre todo muy bonita.

Salud!

Hoy costra, mañana pus dijo...

Hola Pirene¡

Una gozada el otoño por esos valles¡¡. Bonitas fotos.

¡Salud!

Fer

Pirene dijo...

Gracias Fer!

Salud y orujo!