martes, 26 de marzo de 2013

ERATA (2005 m.) De subida un calor asfixiante, de bajada un frío acojonante

Ya hacía días que tenía yo ganas de subir a Erata.  Las condiciones de meteo no eran muy buenas y además aquí en Güeskonsin la peña estaba poco motivada, así que cuando J.M.N. me propuso acompañarle a recoger el Belén (a buenas horas…) que habían puesto en la Ermita de San Benito, pues dudé poco.

Tempranito de mañanas ya estaba yo esperando en la plaza de Biescas donde al poco rato nos reunimos J.M.N, Ana, Begoña y servidora (¡¡¡anda que no se lo monta bien este zagal!!!).  Enseguida partimos carretera arriba hacia Espierre para coger después una pista que nos lleva hasta la Ermita de San Juan donde aparcamos coches y echamos a andar con las raquetas puestas para, al poco, quitárnoslas pues la nieve “óptima” (que hay un montón) nos espera más arriba.



J.M. me va explicando curiosidades de la zona y yo voy contemplando el cielo que se despeja para hacernos la subida calurosa suficiente para quitarnos chaquetas y quedarnos en manga de camiseta disfrutando y sudando la primavera. 

Lo que es propiamente el itinerario, tiene poca explicación, digamos que ladera arriba por ande se nos haga más cómodo con las raquetas evitando la senda normal que por lo visto estaría más chunguilla (esto lo tengo que comprobar que no me lo creo).  Así poco a poco, con paciencia y en menos rato de lo que yo me pensaba nos aupamos al lomo cimero donde nos recibe una ventolada congelada que me hace notar la cara como si me hubiera dado una apoplejía lo menos.  Ale, así hasta la cima donde paramos un ratito muuuuy corto lo justo para colocar todas las capas posibles sobre nuestros fríos cuerpos y hacer la foto de rigor.  Por mala suerte, todo se está nublando y las vistas se me esconden, supongo que para provocarme y hacerme volver.




De la cima a la Ermita para echar un bocado al trasaire mientras J.M. quita el Belén y de allí para abajo soportando la típica sucesión de meteoros primaverales: viento, nieve, granizo y finalmente lluvia que nos pilla justo al llegar al coche.



De regreso a Biescas nos juntamos con Silvia y J.M. que vienen del Burrambalo, a ellos les ha ido algo mejor a pesar del nubarrón que les veíamos encima.  Y así conocí a otra bloguera y así hicimos plan de hacer planes un día de estos para una quedada cuando a nuestro querido Lorenzo le de por dejarse ver unas cuantas horas seguidas.

Fecha real de la excursión: 23/03/2013
Cartografía: La cabeza de J.M.N.
Fotos: Pirene

3 comentarios:

silvia dijo...

Planes de piedras para conocernos más y de agua para que descartones el neopreno.
Encantados de conocerte.
Por cierto, J.C no J.M.
Un abrazo

Pirene dijo...

HUY! que con tantas siglas me lío! jejeje.

Abrazotes!

Eduardo dijo...

Hola Pirene, sin duda junto al Pelopin, es todo un clásico de la zona, sobre todo cuando el tiempo no acompaña o hay riegos de aludes por los tres miles. Saludos