domingo, 18 de julio de 2021

Astún. Paseo Circular Ibón de Escalar o de Ranas, Collado de los Monjes, Collado de Astún e Ibón de Truchas o de Astún

 Domingo, 4 de julio de 2021

¡Día grande! He conseguido quedar con casi toda la cuadrilla que, en su día, nos unimos gracias a nuestros respectivos blogs.  Así que hoy me acompañan: José Miguel de "Pirineos, montañas y hombres", David de "Buscando Bucardos", Juan Carlos de "Los del termo" con sus peques Isuel y Acher.  Y, aunque no tengan blog, muy bienvenidos: Kankel y Ángel.  

Nos reunimos todos en el parking del Eroski de Jaca y arrancamos carretera arriba hasta la estación de esquí de Candanchú donde aparcamos y nos "acotraciamos" para empezar a andar.

Unas armerias colorean el verde reinante en el paisaje de hoy

Subimos las escaleras metálicas de las pistas y seguimos recto directos a la ladera surcada por el telesilla.  A la izquierda de ésta, noos incorporamos a la pista que zigaguea y pronto se convierte en senda.  Ya solo nos queda desplazarnos, dirección norte, sin dejar la senda, con el barranco a nuestra izquierda y llegamos al Ibón de Escalar, o Ibón de Ranas, al gusto.  Paramos a almorzar.

Orquídeas negras en la vereda




Foto de familia ¡que alegría después de tanto tiempo!

Una vez almorzados, rodeamos el ibón dejándolo a nuestra izquierda para seguir la senda hasta el Collado de los Monjes donde giramos a nuestra derecha, dirección Este, y nos incorporamos a la senda que prácticamente llana, nos transporta por la falda Norte del Pico Astún hasta que, en un alto iniciamos el giro al Sur para ir dejando la cresta del pico a nuestra derecha y continuar por la senda hasta el Collado de Astún y de aquí al Ibón de truchas en un santiamén.  No paramos nada aquí, pues tenemos prisa por llegar a comer al restaurante que hemos reservado, así que caminamos ahora con el ibón a nuestra derecha y nos aupamos al alto junto a la cafetería del telesilla de las pistas de esquí a las que nos lanzamos raudos, dirección Sur, sin una senda marcada, pero siguiendo los desmontes que en invierno utilizan los esquiadores, hasta que llegamos de regreso al párking y cerramos el círculo.

Nos despedimos del Ibón de Escalar

Pico Casterau y los humedales del Pla de les Vaques


Bonito paisaje desde el Collado de Astún

Ibón de Truchas

Muy fácil, bonita y más que recomendable excursión para todos los gustos y todas las edades.  Añadir que con niños pequeños igual es más cómodo subir a Truchas con el Telesilla (abierto en verano).



AQUI el track

Desnivel: 560m

Distancia: 10km

Tiempo invertido: 5h (a paso de niño)





miércoles, 7 de julio de 2021

Pico Espelunciecha (2.399m) Circular desde Portalet por el Ibón de Espelunciecha, Canal Norte y bajada por los Ibones y la Glera de Anayet

 Sábado, 3 de julio de 2021

Tengo unas ganas infames de "darle caña" a mi tobillo nuevo pero dan lluvias a partir del mediodía para hoy, así que busco una ruta más o menos corta y más o menos sencilla para volver a comer a casa.  Cuñao me acompaña, que es sábado, su día favorito.

Hemos elegido dar una vuelta por Espelunciecha, así visitamos uno de los rinconcitos más "cucos" de la zona de Formigal (bueno, eso era antes de toda la ampliación de las pistas de esquí, pero bueno, sigue siendo majete).

Durante la bajada bordearemos el Ibón grande de Anayet, ya casi colmatado, disfrutando la magnificencia del Pico Anayet

Aparcamos en el último parking de las pistas de Formigal (Parking Portalet) y comenzamos a caminar entre las casetas de baños, bares, etc siguiendo la pista, con los cañones de nieve artificial a nuestra izquierda hasta que encontramos un hito, también a la izquierda, que nos invita a abandonar las horrorosas instalaciones para adentrarnos en la silenciosa y encantadora Mallata de Espelunciecha donde atravesamos un pequeño rebaño que pasta junto a una Yurta, construcción nada típica de nuestros valles, pero bueno, oye, la globalización llega a todos los rincones.

Tras atravesar la mallata, alcanzamos la orilla del barranquito de desagüe del Ibón de Espelunciecha al que llegamos enseguida.  Un par de fotitos y continuamos por la senda a nuestra derecha pero la abandonamos inmediatamente para girar a nuestra izquierda campo a través y en decidido ascenso, aprovechando alguna traza de ganado, para evitar la pista que discurre por nuestra derecha y que alcanzamos unos metros más arriba para cruzarla e incorporarnos a la senda por nuestra izquierda mientras empieza a llover.  

Llaneamos un rato bordeando una cota que se queda a nuestra derecha y nos encaramos a la canal norte observándola con deseo y dudando de su conveniencia para mi tobillo.  Pero como soy una valiente y el Cuñao está más fuerte que el vinagre, nos arrancamos pedrera arriba.

Los rododendros rodean el minúsculo Ibón de Espelunciecha

Hay postales a las que les queda bien la lluvia



El inicio de la canal se me hace sencillo, pero cuando alcanza su inclinación máxima (unos 40º) no me queda más remedio que tirar del Cuñao que, con toda su habitual paciencia, me saca del atolladero para situarme en el filo del hombro Oeste del Pico Espelunciecha, al que llegamos tras caminar plácidamente sobre la marcada senda que recorre la cresta cimera de Oeste a Este.  Ha dejado de llover y sopla un suave y fresco viento que despeja las vistas y nuestros cuerpos.  Nos hacemos las fotos de rigor e iniciamos el descenso recorriendo toda la cresta dirección Este hasta aposentarnos en la cubeta de los Ibones de Anayet.

Apenas empieza a despejar cerca de la cima

Vistaza del Midi mientras va despejando

De ahí venimos

  

Cambiamos de dirección al incorporarnos, por un breve espacio de tiempo y distancia, a la GR11 que viene del Corral de las Mulas pues enseguida giramos a nuestra izquierda para continuar por la senda que a media ladera y en muy suave descenso, casi llaneando, nos transporta por la Glera de Anayet hasta el pequeño ibón previo al Collado Garme donde nos encontramos las instalaciones de los cañones de nieve artificial que quedan a nuestra derecha mientras bajamos por la misma pista de esquí hasta que se convierte en senda, cruza la pista de mantenimiento y nos devuelve a las casetas de servicios para cerrar el círculo de regreso al coche.


El Pico de la Garganta y su iboncito se quedan a nuestra derecha

Arroyetas y Culivillas se quedan al fondo desde el diminuto Ibón cercano al Collado Garme

Las siemprevivas florecidas hacen mis delicias todo el recorrido

Ruta muy bonita (excepto los tramos comunes con las pistas de esquí) y, evitando la Canal Norte, fácil para todas las edades. 



AQUI el track

Desnivel: 666m

Distancia: 9km

Tiempo invertido: 4h

viernes, 2 de julio de 2021

Dolmen de Belsué y Acantilados de Cienfuens

 Sábado, 26 de junio de 2021

Llevo casi un mes sin salir a monte y esto no puede ser.  Por suerte, en cuanto levanto la mano y doy un par de toques para hacer algo, en seguida me han salido acompañantes.  Es más, hasta me llevan de ruta a ver el Dolmen de Belsué que ho había visitado todavía, volviendo por los Acantilados de Cienfuens.

La cara Norte del Salto de Roldán, protagonista durante toda la bajada de hoy

Hemos quedado un par de parejas y Servidora de Ustedes en el portal de mi casa desde donde ponemos rumbo hasta Arguis y desde allí, por la carretera vieja, continuamos hasta la entrada el antiguo túnel de la Manzaneda donde un desvío a la derecha nos lleva hasta la localidad de Belsué que dejamos atrás para continuar kilómetro y medio más adelante, donde encontramos la derruida Borda Ciprés.  Aparcamos donde podemos, apartados de la carretera.

Aquí mismo empezamos a caminar, rodeados de campos segados, dirección Sur, por una pista que enseguida se bifurca.  Nosotros a la derecha y en la siguiente bifurcación, a la izquierda. 

Cuando llevamos un par de kilómetros caminados, al final de una curva, nos encontramos, a nuestra derecha, una senda que recorta el sin fin de curvas que nos quedan, así que la seguimos sin perder nuestra dirección Sur, cada vez más empinada, hasta que nos situamos de nuevo en la pista y continuamos por nuestra izquierda, pasamos por una casa derruida que se queda a nuestra derecha.  Aquí coronamos la máxima altitud del día e iniciamos un abrupto descenso, siempre por pista, a través de un bosque mixto que se nos presenta verde intenso y florido.



Agradecemos el final de la subida

Las vistas del Salto Roldán y el verdor del bosque, amenizan la abrupta bajada

La pendiente se suaviza al llegar al Collado de la Piatra y, tras un breve y suave ascenso, encontramos el desvío al Dolmen de Belsué, ubicado en un rellano con una pequeña y agradable zona sombría donde nos aposentamos a almorzar.  Ya llevamos mitad de camino.



Volvemos nuestros pasos hasta el desvío indicado hacia Belsué y cambiamos radicalmente de dirección al incorporarnos a la senda directa hacia el Este que, en breve descenso, serpentea por el bosque con los famosos acantilados de Cienfuens sobre nuestras cabezas.  A nuestra derecha, transcurre el Río Flumen y cuando llevamos unos cuatro kilómetros descendidos, nos encontramos la presa de Cienfuens que, tal como esperábamos, no tiene nada que represar.




El antiguo Molino de Cienfuens junto al flumen a nuestros pies


Ya solo nos queda caminar y caminar, sin desviarnos, pasando varios túneles hasta la presa de Belsué, que tampoco guarda nada pues la poca agua que ha caído, como suele ocurrir aquí, ya se ha escurrido por el poroso terreno, alimentando al Flumen que parece reírse de aquellos a los que se les ocurrió intentar represarle aquí.

Desde aquí, trazamos una amplia curva hacia nuestra izquierda para volver a cambiar de dirección, ahora hacia el Oeste, y continuar caminando sin desviarnos, hasta dar con un desvencijado puente que cruzamos para cambiar de orilla sobre el escueto Barranco Barranquero.

Caminamos un tramo algo confuso sobre los campos de la Casa del Romeral hasta que nos encontramos sobre una pista en la que giramos a nuestra derecha para ascender suavemente hasta la carretera y girar a la izquierda para encontrarnos enseguida los coches bien aparcados a la sombra.  Cerramos así el círculo.



Encantador paseo muy recomendable para todos los públicos y más en una época como esta, rodeados de flores, bojes y quejigos verdes.


AQUI el track
Desnivel: 580m
Distancia: 14km
Tiempo invertido: 4h20min

jueves, 10 de junio de 2021

Paseo circular por el hayedo del Peiro y los bosques de Sarramiana

 Domingo, 30 de mayo de 2021


El viernes, tras una semana de esas que le regalo a cualquier enemigo, decidí darme un homenaje y correrme una fiesta legal consistente en una intoxicación de jamón y vino "por su sitio".  Así que, para esta semana, decido echar el "cuerpo a sierra" e irme mano a mano con mi compi de fiesta a limpiar toxinas por Arguis.

Avanzada hacia el Norte, entre el Pico Peiró y la Peña Gratal, se yergue una cota de 1.569m que, según el mapa del IGN, se llama "Sarramiana".  Total, que sacándole partido al buscador de Wikiloc, me he encontrado una rutilla que recorre las faldas del lugar y como nos parece una actividad perfecta para limpiar toxinas y volver a la hora del vermú a rellenarlas, allá que nos vamos Compañera Fiestera y Servidora de Ustedes.

Arrancamos desde Huesca hasta Arguis y continuamos por la carretera antigua hasta una curva muy pronunciada a la derecha justo tras la última casa del pueblo.  Nosotras a la izquierda, hacia Bentué de Rasal, abandonamos la carretera y entramos en la pista asfaltada durante unos pocos kilómetros hasta un desvío a nuestra izquierda que nos introduce en una pista con señales del Pico Peiró.  Aparcamos rápidamente en una zona amplia donde ya hay varios vehículos.

Empezamos a andar por la pista y al poco (unos 500m) nos desviamos a la izquierda por la senda indicada hacia el Peiró.  Sobrevivimos a las empinadas cuestas hasta que entramos en el encantador "Hayedo del Peiró" donde, tras una zona provista de barandillas de madera, nos encontramos el desvío del Camino Natural de la Hoya que nos indica a nuestra izquierda el camino hacia el Collado de Sarramiana y Bolea.  El camino transcurre por el hayedo en claro ascenso durante un kilómetro más y al alcanzar el collado, gira a la izquierda y nos introduce en un pequeño prado con vistas al Peiró a nuestra espalda y Gratal a nuestra cara.  

El camino se convierte en una pista que, en pronunciado descenso, se bifurca a la derecha hacia Bolea y a la izquierda hacia Arguis, ésta última es nuestra opción así que continuamos pista adelante hasta que nos encontramos la senda de bajada de la Peña Gratal, muy bien indicada con un hito a nuestra izquierda.  Llegamos a la pista por la que continuamos a nuestra izquierda y, cuando ésta se bifurca, nuevamente elegimos la izquierda que nos lleva, en muy suave ascenso, de regreso al coche.

La foto no hace gala de la realidad, las primeras cuestas son matadoras

Parece mentira encontrar semejante paraje tan cerca de Huesca y en plena sierra



Pico Peiró

Peña Gratal

Primavera en esplendor a las faldas de Gratal

Encantador, bonito y muy fácil paseo apto para absolutamente todos los públicos.



AQUI el track

Desnivel: 460m

Distancia: 10km

Tiempo invertido: 2h30min





jueves, 3 de junio de 2021

Ibón del Puerto y Pico de las Tres Huegas (2.303m)

 Domingo, 23 de mayo de 2021


¡Día grande! tras al menos tres años sin vernos, hoy hemos quedado con David para acometer una larga pero fácil excursión que llevaba yo en mente desde el año pasado cuando, tras el confinamiento, visité el Ibón del Puerto junto a las Jóvenes Castoras.

La Punta Escarra presidirá el paisaje todo el día de hoy.  Aquí, sobre el Ibón del Puerto

Hemos quedado con David en la rotonda de salida en la zona alta de Tramacastilla de Tena.  Aquí nos subimos todos en el mismo coche y, tras la rotonda, nos desviamos a nuestra izquierda, por la pista transitable con vehículo normal previo pago de 7 euros en la máquina que hay también en la zona alta del pueblo, protegida por una caja de metal negro.  Aparcamos en la zona de merenderos que hay junto al Ibón de Tramacastilla.

Arrancamos a caminar por la pista, dirección Norte, en suave descenso buscando el río Escarra que cruzamos mediante un puente.  Desde aquí, giramos al Oeste, nuestra izquierda y se abren ante nosotros las vistas del recorrido que vamos a acometer.


Tal como hicimos el año pasado con las Jóvenes Castoras, seguimos la pista hasta que prácticamente desaparece y nos lanzamos a nuestra derecha siguiendo lo que parecen rodadas de todo terreno.  Ganamos altura rápidamente y nos incorporamos a una senda que a nuestra izquierda nos lleva a cruzar el cauce del barranco Furco que viene directo del Ibón, así que solo nos queda continuar superando las suaves y herbosas laderas hasta toparnos con el Ibón del Puerto, tan escondido que casi no se ve hasta que lo tenemos a nuestros pies.  Paramos a avituallar.

Un cachito de ibón con la Sierra de la Partacua de fondo

Para continuar, bordeamos el ibón dejándolo a nuestra izquierda y enseguida trazamos una curva a nuestra derecha dejándolo a nuestra espalda.  No hay una senda bien definida, pero el terreno es amable y estamos bien orientados así que vamos ascendiendo poco a poco por el lateral de una loma sobre la que observamos una construcción metálica de color blanco.  En derredor encontramos varios postes y a nuestra derecha, abajo, queda una completa estación meteorológica.  Vamos ascendiendo por la loma en busca del Cuello Escarra que hoy presenta una pequeña mancha de nieve que superamos sin gran dificultad para aposentarnos sobre la cresta Sur que transitamos ya sin mayor dificultad hasta el Pico de las Tres Huegas.  Nos hacemos unas fotos e iniciamos el regreso.

El ibón y la "misteriosa" caseta blanca

Punta Escarra y Pala de Ip presiden las vistas al Sur-Este

Mi valle favorito, el de Izas, hoy en plenitud

Para darle sentido circular a la excursión de hoy, bajamos hasta el Cuello Escarra y desde aquí vamos descendiendo, campo a través, por las suaves laderas en dirección Este hasta aposentarnos sobre el pequeño vallecito que viene desde el Ibón dejándolo a nuestra espalda y cambiamos a dirección Sur.  Aquí nos incorporamos a la senda que a ratos se pierde al ser zona ganadera, pero ya sin pérdida, nos acercamos al cauce del naciente río Escarra que queda a nuestra derecha y ya solo queda continuar disfrutando el paisaje y las marmotas adormiladas que para nuestro gozo se dejan ver muy de cerca. Cerramos el círculo al incorporarnos a la pista de esta mañana y ya solo queda "coser y caminar" de regreso hasta el coche.


Ahí, tan campantes

Sencilla y muy bonita, aunque larga, excursión a uno de los pocos rincones que aún se pueden llamar recónditos en el Pirineo.  Recomendable algo de experiencia para orientarse y costumbre en el "campo a través"




AQUI el track

Desnivel: 770m

Distancia: 18km

Tiempo invertido: 6h25m